miércoles, mayo 23, 2007

Teológica

El viejo y entrañable Saturno tiene problemas de degluciónAcabo de leer lo siguiente, en un comentario publicado en Tabula rasa:

Tomemos por ejemplo a Francis Crick y su teoría de la "Panespermia dirigida". Personalmente me parece más difícil de tragar que el misterio de la santisima trinidad.

Evidentemente, cada persona tiene distintas aptitudes para la deglución y, no lo olvidemos, la posterior digestión. En un viejo chiste, un mono del Zoo se tragaba una semilla de mango. Al expulsarla, la enorme semilla le destrozaba aquella parte del cuerpo sobre la que se sientan los mandriles. De acuerdo al chiste, a partir de ese día el mono se convirtía en un animalito prudente y previsor, que antes de ingerir cualquier alimento, lo calibraba para comprobar si iba a tener problemas al deshacerse de la parte no digerible.
A pesar de que la Panspermia, ya sea al estilo de Francis Crick o de Svante Arrhenius, no esté entre mis hipótesis favoritas, continuamente me asombra la dificultad que tienen nuestros paisanos para comprender la enorme diferencia que existe entre Ciencia y Religión.
Supongamos que, en vez de hablar de la panspermia, hablamos de la Relatividad General de Einstein. ¿Qué cree usted que es más fácil de "tragar"? ¿La teoría física o la Trinidad? Sinceramente, me parece que la Relatividad es mucho más complicada. Yo comprendo la Relatividad General (la modestia es una forma de hipocresía), pero no me trago la Trinidad. Digamos que usted "comprende" la Trinidad, pero no se traga la Relatividad. ¿Nos pone esto en una especie de empate técnico? ¿Es mi incapacidad para creer en un dios tricéfalo y comestible un handicap similar al suyo respecto a las Ciencias Exactas?
Ya sé que habrá más de uno ansioso por escuchar que sí, pero la verdad es que no hay posible parangón entre ambas "incapacidades".
'Mi primo Freman tiene más razón que un santo'...Cuando usted se aprovecha del funcionamiento de uno de esos chismes GPS que tan populares se han vuelto, está aprovechando de paso una de las aplicaciones técnicas de la teoría descubierta por Einstein. Efectivamente: se trata de la Relatividad General, no de la "mera" Relatividad Especial. Observe, además, que ya no se trata de una mera "demostración" lógica o experimental, sino mucho más: la realidad de la teoría hace posible encontrar aplicaciones prácticas a la misma. Esto último no es indispensable para asignarle un valor de verosimilitud a una teoría física: hay algunas que no encuentran aplicaciones prácticas hasta pasado mucho tiempo de su descubrimiento.
Y ahora le toca a usted: mencione un artefacto, aunque sea uno solamente, que funcione gracias a la teoría de la Trinidad. Me importa un bledo si es la Trinidad Especial o la General, o incluso si se trata de la Trinidad Cuántica.
Evidentemente, no es lo mismo. Usted tiene unas tragaderas muy especiales, amigo. Asegúrese de que no le pasará lo que al mono.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger irichc escribió...

El artefacto que anda buscando es Dios. Y no es un artefacto.

1:43 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Sin embargo, me he ciscado en él y en toda su familia hace 42 días y no se ha enterado. Cuarenta y dos días son 3.628.800 segundos, y teniendo en cuenta que la luz recorre 300.000 kilómetros por cada segundo, y que se supone que la respuesta también necesita tiempo para alcanzarme, es fácil llegar a dos conclusiones:

1- Dios no se entera de las cosas inmediatamente, sino tiene, como mínimo, que cumplir con las reglas del Universo físico.

2- Como mínimo, ha puesto su trono a una distancia de 1.088.640.000.000 kilómetros de la tierra, es decir, a 10e12km. Eso es unas mil veces mayor que la distancia de la Tierra a Plutón. O un poco más de la décima parte de un año luz. Hay 4.22 años luz hasta la estrella más cercana.

Si dentro de nueve años sigo vivo, querrá decir que Dios da vueltas alrededor de Proxima Centauri, y que está más pendiente de lo que pasa por allá que por aquí.

Al fin y al cabo, ni el Sol ni la Tierra parecen ser el centro de este Universo, a pesar de lo que decían nuestros infalibles Papas.

3:03 p. m.  
Blogger irichc escribió...

Ahórrate las groserías y las blasfemias. Yo también he sido ateo y las conozco de primera mano.

Respecto a tus puntos:

1.- Dios, en tanto que creador de todo y autor de la armonía preestablecida, no requiere en absoluto del universo como sensorio físico.

2.- Dios es omnipresente. El trono de Dios es la representación profética de su supremacía visible tras el juicio de los muertos y la transformación del mundo.

4:06 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Ahórrame las gilipolleces y las amenazas. Y no me hagas perder tiempo con mariconadas.

Tú no buscas a Dios: sólo echas de menos un padre "severo".

4:36 p. m.  
Blogger irichc escribió...

No te las puedo ahorrar porque las llevas de serie, freman. Y por fortuna sé quién es mi padre.

5:24 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Ya... Y el a tí, por lo que se ve.

Hala, ve y reza un par de padrenuestros por la salud de tu alma. Y recuerda que tardan un mínimo de 21 días para llegar.

5:52 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y antes de que te entre el típico ataque de victimismo galileo, recuerda que eres tú quien ha entrado en escena arreando dogmas.

5:57 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Debería haber dejado tu último comentario, pitufín beato, para demostración de lo bien que funciona tu amor cristiano. Pero aquí mando yo. Y aburres.

Dale recuerdos a tu madre.

9:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio