jueves, noviembre 08, 2007

Otra santa, otro festorro

Santa SpiderwomanAún no se ha recuperado Madrid del parón obligatorio de Halloween, y ya nos amenaza otra catástrofe natural, disfrazada de festividad católica. Esta vez se trata de una virgen con nombre arábigo: la Virgen de la Almudena, que se supone que es la santa patrona de Madrid. Me pregunto entonces de qué es patrona la Virgen de la Paloma, y por qué también hay que cerrar las puertas y ventanas de los negocios madrileños cuando la santa cumple años.
Es verdad que el catolicismo, que es el cristianismo mahayana, está diseñado bajo el principio del credo quia absurdum de Tertuliano (el mismo "bondadoso" cristiano para quien uno de los goces celestiales sería ver cómo se churrascan los pecadores en casa de Lucy Fer). De niño pensaba, por ejemplo, que cada una de las numerosas vírgenes era una persona diferente. Pero un buen día alguien me aclaró que no: todas son la virgen María, y empecé a imaginarme a la buena señora disfrazada de diosa Lakshmi, en plan arácnido, con varios pares de brazos y piernas.
San Pikachu de los EjércitosLuego me aclararon que no es tan sencillo, que se trata de algo llamado advocaciones, que a mí, apóstata pecador, se me parecen sospechosamente a avatares. Wojtila, por ejemplo, seguro que pensaba que todas las vírgenes son marías, y sin embargo, adjudicaba a la Virgen de Fátima, en particular, el que las balas del turco no se lo llevasen al otro barrio. Digo yo que, ya puestos a hacer milagros, la susodicha podría haber evitado que le diesen las balas. Pero se ve que las vírgenes, como los pokemons, tienen un techo máximo para sus poderes, en un momento dado. Sólo Jesucristo es como Pikachu: al principio parece que va a perder la pelea, pero luego se cabrea y fulmina a sus enemigos con el Ataque Relámpago. Y no crea, también Pikachu tiene su Trinidad, junto con Pichu y Raichu. Los tres son la misma... bueno, lo que sea.
Si éste fuese un blog con ínfulas, ahora tendría que explicarle lo que hay de perverso en tener catorce fiestas laicas y religiosas cada año, con sus respectivos puentes. Pero si a estas alturas no lo sabe, es porque se la suda... y porque es de los que cree que el invento le beneficia. ¿Sabe usted cuando un país está maduro para el comunismo? Eso ocurre cuando una mayoría de la población tiene tan baja autoestima que cree que la redistribución comunista funcionará a su favor. Algo parecido ocurre con los festorros virginales: hay todavía algún idiota que cree que la paga de esos días sale del bolsillo de su jefe. En realidad, se la están quitando a usted mismo, y por más de una vía.
Que os aproveche. A mí, por el contrario, mientras la Virgen no me justifique qué coño estaba haciendo el 11 de marzo del 2004, o hacia dónde coño estaba mirando cuando ciento noventa y dos inocentes morían de la más atroz de las maneras, no me da la gana rendirle pleitesía alguna a la presunta patrona de esta castigada ciudad.

Etiquetas: , ,

14 Comments:

Blogger Dwight escribió...

No estoy de acuerdo de algunas de las cosas que dices, pero me ha encantado el post.

Un saludo,

9:23 a. m.  
Anonymous Il Machia escribió...

Bueno, depende de las empresas. Garruigues, Price, o Aguirre-Newman no cierran ni los domingos...

11:41 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

:) Es que Freman escribe de vicio, y bueno, la definicion de "sociedad susceptible al comunismo" es perfecta.

De la fiesta no entiendo, pero todo dependera de los moros, como les empezase a molestar , adios fiesta.

5:16 p. m.  
Anonymous il machia escribió...

Yo sólo sé que mi cuañdo, empleado de Pricewaterhouse, a las 22:00 del viernes (teorico día festivo) aún no había salido de la oficina...luego sus jefes se extrañan de que, tras 10 años, con un buen puesto y buen sueldo, esté buscando otra empresa. ¿Para qué quieres un buen sueldo si no tienes tiempo para disfrutarlo?

1:24 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Es que hay gente que gana poco y es injusto. Pero los hay que se quejan de que ganan poco y comparado a lo bien que viven, al tiempo que tienen, y al gasto que afrontan, ganan mas que muchos grandes ejecutivos.

3:02 p. m.  
Blogger Freman escribió...

la definicion de "sociedad susceptible al comunismo" es perfecta

La verdad es que se trata de una variante de una idea de Ayn Rand.

¿Para qué quieres un buen sueldo si no tienes tiempo para disfrutarlo?

Eso es verdad, aún tratándose de un asunto personal. Pero el problema no es ese, sino por qué tengo que pagarles el día a mis empleados... para que luego aprovechen la fiesta, presuntamente religiosa, para irse a los híper de la periferia de Madrid, que no cerraban el viernes.

En Telemadrid, que no suelen desinflar ese tipo de cifras, decían el sábado que sólo habían asistido unas 7.000 personas a la procesión. Y que las entradas y salidas de Madrid se habían atascado. Simplemente, a Madrid capital le tocaba una fiesta "local", y tiraron de la Almudena... "patrona" desde 1977 (y con una historia típica detrás: dicen que la escondieron de los moros, y que cuando la desenterraron en el siglo nomeacuerdo, nosecuántos años después, los cirios seguían ardiendo). Catorce fiestas: a más de una por mes. Y súmale los puentes. Luego nos extrañamos por los salarios de mierda, o por la pérdida de competitividad y esas cosas.

Pero los hay que se quejan de que ganan poco y comparado a lo bien que viven, al tiempo que tienen, y al gasto que afrontan, ganan mas que muchos grandes ejecutivos.

Ya sabes que aquí lo llamamos el "deporte" nacional, pero yo lo llamaría "el pecado nacional": la envidia. Cada vecino, en vez de ocuparse de cultivar su jardín, está más pendiente de lo que hace su vecino. Si el vecino sale de vacaciones, él tiene que hacerlo también. Y si él mismo sale de vacaciones, el Estado debe obligar a su vecino a que no trabaje esos días... no sea que al regresar, encuentre que las rosas son más hermosas al otro lado de la verja.

6:33 p. m.  
Anonymous stauros escribió...

¿No te cansa ya tanta blasfemia gratuita?

10:38 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Se llama "terapia de aversión", y mientras algún ex-monaguillo siga poniendo morritos de disgusto, pienso seguir fastidiando y escandalizando al prójimo.

Así que, hala, a hacer gárgaras con agua del río Jordán...

10:40 a. m.  
Blogger Peggy escribió...

es usted un irreverente ...se lo digo sin acritud:)

12:41 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) La culpa no es mía, sino de la sociedad, que me hizo así. Y de Gregory House y las series americanas.

En serio ahora, lo de envejecer tiene algunas ventajas. Las canas, por ejemplo. Y que cuando suelto alguna impertinencia, siempre cabe la duda sobre los motivos "profundos". En todo caso, me las perdonan un poco más.

1:09 p. m.  
Blogger Kinn... escribió...

No jorobes freman, que el Jordán este año está con un caudal mínimo ;-)

¿Cirios encendidos durante siglos sin agotarse? ¿pero a que están esperando para encontrar a que se debe y solucionar parcialmente el consumo energético al menos en Madrid. mientras, como de refilón, chamuscarles el ánimo a los eurocatalonios?

8:45 p. m.  
Blogger Freman escribió...

¡Ah, hermano, Kinn, los caminos del Señor son inescrutables! Él crea las leyes de la Física, y Él se las pasa por el forro, que para eso es católico, español y papista.

Más mérito, en todo caso, tiene el milagro de la sangre de San Pantaleón, que todos los años se licúa en una iglesuca madrileña en el aniversario de la muerte del santito. Ten presente que el santo tiene que estar pendiente de los años bisiestos: hay años en los que tiene que esperar 366 días, en vez de 365, para repetir el truco. Supongo, además, que el santín tenga en cuenta la hora de Bitinia, que fue donde le dieron matarile (almas sensibles: antes de chillar, leed cualquier relato sobre la muerte de este señor, y comprended, por favor, que están muy contaminados con historias increíbles a lo Stephen King).

10:07 a. m.  
Blogger Rabbateur escribió...

Llegué tarde :-(, pero bueno...
a riesgo de ser algo irreverente... diré mi opinión.

El misterio de los cirios, es como el del aceite de Janucá, pero a la enésima potencia. El Catolicismo, en ello, ha pecado de falta de originalidad, pero lo "corrige" exagerando a la enésima expresión.

Y sí... hemos despojado de todo sentido religioso a las fiestas... pero sin renunciar a ellas.

Saludos liberales.

9:15 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

aquí lo llamamos el "deporte" nacional, pero yo lo llamaría "el pecado nacional": la envidia.

Te creo... y normalmente nadie te preguntara nada pero detras haran siempre averiguaciones...en fin, la envidia no es mas que una mala gestion del sentimiento de inferioridad. Eso sacrifica grandes talentos, gente que vale mucho no reconocida.

Por cierto la Red es un interesante observatorio. Pero eso seria ya tema para otro debate.







Hola Rabb!!

3:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio