jueves, noviembre 01, 2007

Leyendas urbanas

El sueño de la mente de un niño, inevitablemente, crea monstruos:
  • ¿Nunca se preguntó quién era la persona que inventaba los chistes? Pues sí, un servidor creía que era una única persona, con dientes grandes y separados, y unas orejas como las de Dumbo el elefante. Cuando crecí e inventé mi primer chiste, lo primero que hice fue mirarme las orejas y los dientes en un espejo.
  • Mirad la bandera en el borde de los cascos...A los niños catalanes, además, les hacen imaginar un personaje igual de estrambótico. Se trata de un señor de "Madrit", cuya responsabilidad laboral es imaginar cada día, antes de irse a la cama, al menos tres nuevas formas de dar por culo a Kakaluña. El buen señor, además, es fan del "Real Madrit". ¿Que se hunde Barcelona? Seguro que es cosa de "Madrit"...
Por cierto, ¿os habéis fijado en que Kang y su hermana Kodos, los extraterrestres babosos de Los Simpsons, son catalanes? Observad los colores de la bandera que llevan en el borde del casco: no lo he dibujado yo. Será cosa de ese señor de "Madrit", que va a ser amigo de Matt Groening.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Freman escribió...

Un grossenkataluferinen anónimo se picó y comentó:

seguramente es más fácil hacer creer a un niño que existe un coco en Madrid, que explicarle por que el ave esta en Sevilla (culo del mundo con todos los respetos) y no esta en Barcelona y por que no esta unido a la alta velocidad de Europa (que al final es lo que interesa).

Y uno, que es un "mesetario" centralista y opresor, se cagó en sus muertos y le borró el comentario. Pero no por venir de un súbdito del Grossenkataluffenreich, sino por "anónimo".

6:31 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Tu lo borraste pero lo leíste que es a lo que iba.

Es que me divierte ver llorar a los pitufos catalufos. Ten cuidado, no te escurras por uno de los agujeros hasta el subsuelo...

9:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio