jueves, octubre 11, 2007

Hopeless conservatism

About to...No recuerdo cuándo se me ocurrió la idea. Fue probablemente durante la adolescencia, pero no puedo precisar el momento exacto. Cada vez que leo una novela histórica o veo una película del mismo tipo, recuerdo la idea: ningún héroe consiguió aquello por lo que luchó.
El mundo por el que murió William Wallace, por mencionar a un héroe peliculero, no dejó de existir porque nunca existió. Los respectivos espadones de la Reforma y Contrarreforma derramaron sangre propia y ajena por una realidad que se escurrió entre sus dedos apenas creyeron asirla. Incluso el Jesús histórico, si es que alguna vez lo hubo, no reconocería en el Cristianismo actual aquellas doctrinas que supuestamente predicó: no adorarás imágenes, a nadie llamarás Padre excepto al que está en los Cielos, y amarás a tu prójimo como a ti mismo, incluso cuando sea samaritano.
No se trata de ejemplos rebuscados: es la omnipresente manifestación de la Impermanencia. Todo cambia, todo fluye, porque el único equilibrio posible en los sistemas complejos es el equilibrio dinámico. Levantas un pie, y cuando vas a caer, vuelves a apoyarlo: se llama caminar. A veces caminas hacia el borde del barranco, pero son más las veces que tus pasos te llevan a casa, a bañarte en el río que nunca es el mismo, como tampoco lo eres tú.
Ahora que el trajinado fantasma de Edmund Burke vuelve a agitarse como bandera ideológica, para sabe Dios qué fines, es más necesario comprender la tragedia y el error del conservadurismo político: no puedes evitar que el mundo se mueva bajo tus pies. You can't help yourself from falling.
Si quiere, puede llamarme conservador desesperanzado, o incluso progresista renuente. Defiendo la prudencia, sabiendo que fracasará. Preparo mi pequeño mundo para el cambio que sé que no puedo prever. Y me esfuerzo en creer que el mundo de mis hijos y de mis nietos no sería un bocado indigerible para mí. Que si la tecnología pudiese resucitarme de aquí a cien años, podría saludar alegremente a ese audaz nuevo mundo.
Pero nadie me considerará un héroe por todo lo anterior.

Etiquetas: , ,

9 Comments:

Anonymous rakras escribió...

Respecto a Burke, que se manosee su nombre precisamente por aquellos que son conservadores en el sentido más puro de la palabra es algo a lo que no le veo ningún sentido. Quizás haya en sus libros algo que justifique eso, pero por que conozco de su trayectoria política, era básicamente un defensor de la libertad frente a la tiranía, viniera del lado del que viniera, ya fueran reyes o bandidos. Otra cosa es defender que la "costumbre", precisamente por haber pasado bastantes filtros, puede ser mejor estadísticamente. Pero aplicar eso sistemáticamente tema tras tema, que es lo que hace esa gente, no es algo que me suene de Burke.

De hecho, si con los que agitan su fantasma te refieres a los populistas de Época y similar, esos no quieren que las cosas no cambien, lo que quieren en muchos campos es llevarnos a algo peor. Tengo, por cierto, un post pendiente sobre una oferta de libros que daban hace algún número. Eran basicamente "Defensa de la Hispanidad", y libros criticando a Darwin. Eso debe ser la revolución de las clases medias, imagino.

En otro orden de cosas, está claro que es dudoso que nos vayamos a despertar mañana (o ningún día de nuestras vidas) viviendo en el entorno que nos gustaría por completo. Pero un pequeño cambio a favor puede significar mucho para nosotros, y para otros que nos importen. El problema es que para conseguir ese pequeño cambio, normalmente a donde hay que apuntar es hacia más arriba. O eso me parece a mí, al menos

Y bueno, esto ya se que lo sabéis todos aquí, pero lo importante no es que las cosas cambien o no, lo que importa es que estén bien.

2:00 a. m.  
Blogger Kinn... escribió...

lo importante no es que las cosas cambien o no, lo que importa es que estén bien

Los cambios son el resultado de fuerzas que en la mayoría de las ocasiones desconocemos el momento de su inicio y el momento de su terminación, si es que eso es posible conocer y cuantificar. Esas fuerzas son consecuencia de las leyes universales si es que realmente son leyes que obedecen a un orden o por el contrario son el resultado de un caos impredecible, con lo que hablar de ley sería inexacto.

Nunca podemos saber si el cambio es bueno o no, porque ese es un concepto subjetivo y lo que es bueno para uno o unos, puede ser malo para otro u otros, como vemos a diario y no sabemos si por el momento lo que parece bueno, no es sino un intermedio que precipitará a otra situación mala, o peor que peor.

Todo cambia y lo más que podemos hacer es enderezar o torcer lo cambiante, aceptarlo o revelarse contra ese cambio y sea de una u otra forma, cuando el cambio ha producido una situación de estancamiento y su posterior corrupción y final, comenzará el siguiente proceso.

Lo que me admira es que hay personas que son capaces de percibir que uno de esos cambios acaba de comenzar cuando la inmensa mayoría de los humanos ni se entera que hay cambios.

10:21 a. m.  
Blogger Kinn... escribió...

Defiendo la prudencia, sabiendo que fracasará

Irreprochable esta frase, es una verdad de estas que hay que esculpir en el frontispicio de los alguno de esos templos de factura clásica, dedicados al Saber.

10:35 a. m.  
Blogger Peggy escribió...

Las transformaciones nos permiten seguir siendo los mismos . Si no nos transformamos , nos perdemos .ese equilibrio dinamico que mencionas es necesario para mantener y porteger la esencia .

11:23 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

¿Has visto Demolition Man? El prota le levantan décadas después y se encuentra un mundo horrible en el que no sabe cómo se utilizan las tres conchas...

Si te levantas dentro de cien años, irás corriendo a buscar la lápida de tu tumba para no salir más afuera.

3:35 p. m.  
Blogger Germánico escribió...

Muchas cosas cambian pero otras permanecen. El río fluye, pero es siempre -mientras sea río- un cauce con agua.

Una filosofía conservadora cabal tendrá que incidir en los aspectos esenciales, no en lo sujeto a cambio. El error del progresismo y el radicalismo es, en su desmedido afán de cambio y "libertad", pretender cambiar la misma naturaleza de las cosas.

3:48 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Y bueno, esto ya se que lo sabéis todos aquí, pero lo importante no es que las cosas cambien o no, lo que importa es que estén bien.

Amén.

Irreprochable esta frase,

:) Truco de "artista": conecta con el "sentido trágico de la vida".

Si no nos transformamos , nos perdemos

No puedo estar más de acuerdo. En el momento en que dices "detente, instante", caes como marioneta desmadejada.

Si te levantas dentro de cien años, irás corriendo a buscar la lápida de tu tumba para no salir más afuera.

:D No si Sandra Bullock accede a enseñarme el secreto de las tres conchas. Hay una frase muy cursi, pero que es muy cierta (la escuché en una adaptación peliculera de La Máquina del Tiempo, pero no me suena que sea de H.G. Wells): "todas las épocas son malas; sólo el amor las hace soportables".

Muchas cosas cambian pero otras permanecen. El río fluye, pero es siempre -mientras sea río- un cauce con agua.

Está claro que la solución está lejos de los extremos. Yo diría que a un tercio del extremo conservador, y es por eso que hablo de "hopeless conservatism": conservadurismo sin esperanza.

Peeeeeero... :} la metáfora del río tiene peligros en este caso. Recuerda que, if you put water in a bottle, it becomes the bottle, and if you put in in a teapot, it becomes a "teapotahedron".

Be watel, my "fliend".

10:45 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Está claro que tenemos información limitada sobre las situaciones alrededor nuestra, y que con eso es lo que podemos juzgar...Me refiero a lo que es bueno en el sentido de que nos parezca un mundo más "habitable", a nosotros, claro.

Lo que me admira es que hay personas que son capaces de percibir que uno de esos cambios acaba de comenzar cuando la inmensa mayoría de los humanos ni se entera que hay cambios.

Muy cierto.

P.D: Freman, borra lo de antes si puedes, que se me colaron dos frases de algo que no dije al final xD

11:22 p. m.  
Blogger HOLLOWAY_GIRL escribió...

Darwin o Lamarck....
No hay nada más variable que la eterna invariabilidad.

Saludos

5:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio