martes, octubre 31, 2006

El alma inmortal de la mona Chita

Bart: Is there a doggie hell?
Homer: Well... of course, there couldn't be a heaven
if there weren't a hell.
¡Vaya! El tiempo anuncia tormentas en los terrenos del dualismo filosófico. Con las debidas distancias y precauciones, he tropezado con estas noticias:

Dualismo versus monismo

Someone's going to get hurt, and it's always me!¿Qué es eso del dualismo y qué tiene que ver con Dumbo y Tantor? Comencemos por el dualismo. Digamos que creo en la existencia del alma humana. ¿Corresponde el alma a algo físico? Parece un disparate, pero existen muchísimos new agers que creen, consciente o inconscientemente, en ideas de esta índole. Por la memesfera circulan todo tipo de leyendas urbanas sobre los supuestos ocho gramos que escapan de un hombre al morir (sólo dos si es psocialista y nada en el caso de los abogados). Según esta superstición, el alma circularía por el cerebro o el sistema nervioso como la sangre circula dentro del corazón. Espero que no sea necesario explicar por qué he llamado "superstición" a esta idea, sin miramientos. Sólo imagine cómo se las tendría que apañar ese presunto fluido para escurrirse hasta llegar al Cielo una vez fallecido su propietario. Donde quiera que se encuentre ese Cielo, que es otro problemón mayor que las posaderas de Tantor...
La otra posibilidad es la que casi todo creyente actualmente sostiene, aunque en muchos casos, no se lo plantee a sí mismo de este modo. Se trata de considerar que el alma no es "material". Puede parecer una tremenda complicación... pero piense que esta idea ya se necesita para explicar a Dios. Filósofos y teólogos distinguen entre un Dios inmanente, que crea el Universo y vive dentro de él, como parte del mismo, y un Dios trascendente, que crea el Universo, pero no pertenece al Universo. Si su filosofía ya postula un Dios trascendente, añadir que las almas no son materiales no complica más las cosas. Por el contrario, no hay que romperse la cabeza averiguando el código postal de San Pedro: técnicamente hablando, estaría en el más allá. Es a este tipo de sistemas a los que se denomina sistemas dualistas. La alternativa se llama monismo, en la jerga de los filósofos. La mona Chita, además de ser mono y no mona, profesa el monismo.

Descartes

No fue ni el primero ni el último, pero cuando se mezclan las palabras dualismo y filosofía, quien primero viene a la mente es René Descartes. El dualismo cartesiano, sin embargo, es un dualismo interesado y puede que insincero. Le tocó vivir en una época difícil, en la que los clérigos miraban lo que escribías por encima de tu hombro, y todavía te podía tocar la hoguera antes que la lotería. A Bruno lo frieron en 1600, a Vanini en 1619, el juicio a Galileo tuvo lugar en 1633, y el Discours de la Methode cartesiano se publicó en 1637. Para evitar conflictos con los teólogos, Descartes separó la materia del alma. De esa manera, podía galopar alegre e impunemente a lo largo y ancho de la pradera material, dejando las cosas del alma a cargo de los teólogos.
El gran quebradero de cabezas del dualismo consiste en explicar cómo se las arregla un alma que no es material para poder controlar el cuerpo, que sí lo es. La explicación que Descartes sacó de su amplia manga es famosa por su extravagancia: según el amigo René, la coordinación en cuestión era responsabilidad de la glándula pineal: el famoso "tercer ojo" de la Blavatski. Huelga aclarar que esto sólo era una forma de dar más trabajo a los teólogos antes de que estos llegasen a la conclusión de que monsieur Descartes era un cachondo que se estaba mofando de todos ellos. ¿O quizás lo dijo en serio?

Almas fluídas

Walk like an Egyptian!¿Y qué pintan las almas inmortales en todo esto? Si me preguntase a mí, respondería que nada... porque no creo que existan. Pero todas las religiones que conozco identifican alma y consciencia. Quien cree en el alma, cree que éstas "hacen algo". Deben buscar entonces "algo" cuyo vínculo con el alma no vaya a ser desmentido por el escéptico aguafiestas de turno a las primeras de cambio. Hasta hace relativamente muy poco, ese "algo" equiparable al alma podía ser la propia "vida". Todavía hoy hay quienes creen en la existencia de un fluído vital invisible cuya ausencia causa inmediatamente la muerte. Ya puestos a creer en vaporosas entidades, nada más lógico que identificar fluido vital y alma, aunque no sea una necesidad de la Lógica sino de la Economía. As a matter of fact, los egipcios creían en la existencia de un Ka y de un Ba que eran cosas totalmente invisibles pero diferentes. No era lo mismo que una churri se quejase de tí, recriminándote "eres un insensible sin ka" que si la acusación era "no tienes ni gota de ba, forastero". No acierto a explicarme el porqué, pero lo segundo me suena mucho peor.
Ya nadie, excepto los psocialistas y los ejecutivos de Iberdrola, se toma muy en serio lo del fluído vital y aquella técnica para animar al monstruo de Frankenstein basada en descargas eléctricas. Ahora es fácil definir en qué consiste eso de "estar vivo", pero todavía la consciencia humana es un misterio para la Ciencia.
En ese misterio es donde se han refugiado los modernos defensores de la existencia del alma. Lo cierto es que así se libran, o libraban, de un problema muy serio provocado por el "fluído vital": si el alma es la vida, ¿tienen alma entonces todos los animales? Ya puede imaginar por dónde van los tiros...
Otro tanto a favor de la teoría "alma igual a consciencia": ¿conserva el alma, al morir, la memoria de las experiencias acaecidas en vida? Según los teólogos, debería conservarlas, pues si no, ¿qué sentido tendrían el Cielo y el Infierno si no recompensan o castigan a la misma persona? Hablando con propiedad, ni siquiera se trata de conservar las memorias, sino de conservar la identidad del individuo al morir. ¿Hay algo más natural, si se debe respetar la anterior condición, que decir que el alma es la consciencia, o su causa? En caso negativo, ¿cómo podría el alma llevarse consigo las memorias o la identidad de un individuo cuando éste la espichase?

Santa's Little Helper

In doggie heaven there are mountains of bones, and you can't turn around without sniffing another dog's butt!¿El peligro? Ya lo ha adivinado: ¿y si resultase que también existen animales con autoconsciencia? No hace falta un montón de autoconsciencia; bastaría un pedacito humilde y diminuto para amargar el café con leche de los teólogos. El propio Descartes, en su momento, se libró de estos problemas declarando que los animales no tenían alma, y que eran poco más que autómatas mecánicos. En nuestros tiempos, serían los de la PETA quienes lo asarían a la estaca por tal afirmación.
Para empezar, ¿por qué sólo serían tres (o dos, o veinte) las especies animales con derecho a un alma debidamente certificada? Si Dios otorgó este privilegio a humanos, simios, delfines y paquidermos, ¿es que Dios tiene un propósito especial para las tres últimas especies mencionadas? Me imagino a un antiguo egipcio preguntando: ¿acaso tiene Dios algo contra los gatos y cocodrilos? ¿No tiene derecho una vaca a poseer su ba y su ka? ¿Y qué hay con la sufrida burra de Balaam?
El verdadero Belén se arma cuando aparece el Pecado en escena, y los sistemas de castigo y recompensa. ¿Adónde van las almas de los elefantes cuando mueren? Si un mono ha pasado su vida en una jaula tirando mierda a los visitantes, tras morir, ¿iría al purgatorio? Pobre simio, pues en tal caso, ¿quién diría oraciones por su alma para acelerar su paso por el banquillo? ¿Hay un Cielo para los chimpacés, en el que cada pío primate dispondrá de setenta y dos huríes de lo más monas para que le saquen eternamente las pulgas? ¿Se lleva cada alma de mono sus propias pulgas con sus respectivas memorias, o hay pulgas especialmente adiestradas en el Cielo de los simios? ¿Sueñan los delfines con ovejas eléctricas?
Hay mucho más en juego. Se supone que los humanos morimos por culpa del pecado original. ¿Tuvieron los chimpancés un Adán complaciente con su correspondiente Eva transgresora? Supongo que la Serpiente, en este caso, se habría enrollado en el tronco de un banano. O, por el contrario, ¿están pagando los monos, delfines y elefantes por el pecado humano? La redención cristiana, ¿es aplicable a sus desdichadas almas?
Por último, hasta ahora habíamos supuesto que era el alma la que nos hacía humanos, y que Dios nos había creado a su imagen y semejanza. ¿Creó también a los animales a su imagen y semejanza?
... me perdonará que abandone al llegar a este punto. La momia que está en exhibición en la planta baja del museo debe haberme escuchado mientras leía en voz alta este borrador. Y ha debido entusiasmarse ante la última posibilidad que he mencionado. Tengo que volver a meterla en su sarcófago antes de que cause algún estrago en el museo o extravíe su ba quién sabe dónde. ¿O era el ka?

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

Yes exactly, in some moments I can say that I acquiesce in with you, but you may be inasmuch as other options.
to the article there is still a suspect as you did in the go over like a lead balloon a fall in love with efflux of this beg www.google.com/ie?as_q=connection keeper 7.0 ?
I noticed the axiom you have in the offing not used. Or you profit by the black methods of inspiriting of the resource. I take a week and do necheg

11:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio