martes, octubre 28, 2008

El Dios Marsupial

¿Se imagina tanteando el punto G dentro de este marsupio? La expresión 'meter mano' cobraría otro sentido.Me hace gracia la afirmación de que la Ciencia nunca podrá demostrar la no existencia de Dios. En realidad, la prueba está tan cercana a nuestras narices que es comprensible que muchos no la hayan descubierto. Yo puedo presumir de haber descubierto, hace tiempo, La Verdad. Y se la puedo explicar con muy pocas palabras:
Si Dios existiese, los primates serían marsupiales.
¿Imagina usted las innumerables ventajas competitivas de un chimpancé marsupial? Dicen que el bipedalismo, para los ancestros del Homo Sapiens, fue un gran avance, porque liberó sus manos para otros usos. Un chimpancé marsupial vendría ya, sin embargo, con sus manitas liberadas. ¿Que ha encontrado una fruta en la sabana? ¡Al marsupio! ¿Que luego encuentra un muslo de antílope a medio devorar? ¡Al marsupio! Ir de paseo sería para el chimpancé como pasear por el supermercado con un carrito (sin tener luego que pasar por la caja).
En cambio, ¿para qué demonios quiere un canguro su bolsa, con esas manitas de rata con esteroides, si no puede meterlas dentro del marsupio? Es como si las ranas inventasen la maquinilla de afeitar, o los sapos el pintalabios.
Además, si Dios realmente existiese y le preocupase de verdad el aborto, nos habría hecho marsupiales. Imagine a la madre de Adolfo Hitler, embarazada de tres meses, echando una ojeada, junto con su marido, dentro de su marsupio:
- ¡Mihra, Alois! ¡Qué tiernö ist unser Adolfitten! ¡Parece una rättiten! Mein kleine Kartoffel!
- Ja, ja. ¡Y mira como se abräzza a Elengtihr, Ihr kleiner Doppelbruder!
- Alois... no lo está abrazzändo... lo está schtrângulando con el Umbilikalenkordonen...
- No te preocüpes, meine Liebe... Sorgen Sie sich nicht... está luchando por su Lebensraum... haciëndose öihr, vämoss...
- Se nötta que nicht sind Sie quien tiëne que limpiär luego el mährsupio...
Palpatine, un popular ejemplar de rata marsupial, practicando sus poderes telequinésicos con su Doppelbruder

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Blogger sarah escribió...

¡Qué bueno! Tus suposiciones son muy sensatas y viéndonos a las hembras primates en nuestros quehaceres habituales de hoy en día, una bolsa marsupial post reproductiva nos vendría de muerte para guardar maquillaje, la polvera... todas esas inutilidades femeninas. Eso sí, Pierre Cardin se hubiera muerto de hambre, sin público al que vender sus bolsos.
¡Saludines!

2:47 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) Bienvenida...

12:37 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio