lunes, septiembre 04, 2006

Crimen, ateísmo y religión

Para variar, esta es una anotación temporal; una respuesta indignada a un artículo de Pío Moa en Libertad Digital:
En el artículo, Moa abre fuego de esta manera:
Aunque me resulta muy difícil creer en Dios, no dejo de constatar que la expansión de la increencia y la conversión del ateísmo en ideología han ido de la mano con la expansión del crimen y el genocidio. Ningún ateo que se pretenda serio puede dejar de analizar el fenómeno.
¡Vaya! A él le cuesta creer en Dios. Afirma que el ateísmo conduce al crimen y al genocidio. Por eso, aunque él no sea "alguien que cree con facilidad", exige que usted y yo lo seamos: la alternativa es que nos deslicemos por la pendiente del crimen y la decadencia libertina, sea esta última lo que sea. El propio Pío, supongo, debe sentirse a salvo de estos errores. El malo es siempre El Otro, a pesar de que nuestras fichas policiales sean tan diferentes.
Soy un ateo serio, qué duda cabe. Me siento tentado, por lo tanto, a recoger el guante y "analizar el fenómeno". Lamento que el análisis, sin embargo, se haya extendido más de lo que inicialmente pensaba: tengo un par de páginas escritas en Word, y aun sigo teniendo cosas que decir y aclarar. Intentaré dividirlo en trozos digeribles, que publicaré en los próximos días.
Creo que algunos se sentirán agraviados con mis puntos de vista, pero ya estoy harto de tragar quina... quiero decir, más harto que lo de costumbre.
No more nice doggie, mister Moa...: se acabó lo de "perrito bueno". Probablemente mis ladridos se los lleve el viento, pero debo ladrar esta vez, por mi propio bien.

Etiquetas: ,

11 Comments:

Blogger rakras escribió...

Por si te ayuda a pensar...

http://www.lacoctelera.com/reflexiones-liberales/post/2006/08/12/la-imposibilidad-la-esperanza-la-politica-atea-#c695812

11:30 a. m.  
Blogger Freman escribió...

:) Por el estilo, casi siempre se pueden deducir muchas cosas... sobre todo, la genealogía de la idea. En este caso, es un estilo "turmix": si me quedo con el aroma, diría que me recuerda un vaho superficial a Sabino Arana... pero sería una evaluación muy pobre. En realidad, el parecido con Arana se debe a que está todo muy mezclado: es el tipo de razonamientos que inspira una educación entre jesuítas o parecida. No te dan nunca los libros originales sin pasarlo por la mezcladora, para hacértelos digeribles. Naturalmente, el verdadero Arana se identifica sobre el vaho jesuítico cuando va acompañado de epítetos con un olor distintivo como "maqueto", "baile agarrao" y "vizcaíno", y un buen puñado de palabras con kas. Pero la "base" es muy parecida.

El caso de Moa no es así de vulgar, por supuesto, pero el olor es inconfundible: Moa está repitiendo nada más y nada menos que un trozo de El Contrato Social, de Rousseau, en el que habla del Chinvat-peretu de los seguidores de Zoroastro: un puente que deben atravesar las almas tras su muerte, estrecho como una hoja de navaja.

Rousseau reconoce que es una creencia estúpida, pero no se atreve a quitarle la creencia en el Chinvat a un persa, porque dice que es lo que le hace "bueno": el miedo a lo que encontrará en el más allá. Sin el Chinvat, "razona" Rosseau, ¿qué impediría a nuestro persa convertirse en un criminal?

Lo interesante en realidad es intentar adivinar si Moa tiene conciencia de estar comportándose como un Rousseau (¡naturalmente que él sí lo ha leído!). Para mí que sí...

12:42 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Por cierto, y hablando de jesuítas, no sé si has leído el artículo de ayer de Fernando Múgica sobre Trashorras. Bajo el subtítulo "Cambio de conducta":

"Fue a esa edad, a los 17 años, cuando los padres notaron un cambio en su conducta. Comenzó a hablar en un tono más alto de lo normal. Se excitaba mucho y soportaba muy mal que le contestaran. En los estudios empezó a flaquear. No aprobó la Selectividad. Sus padres pensaron en llevarlo interno a un colegio de los jesuítas..."

¡Madre del amor hermoso! Supongo que se trata de una simple yuxtaposición, pero es una "coincidencia significativa", en todo caso. Los síntomas "hablar en un tono más alto de lo normal" y "no soportar que le contesten" son típicos de los grandes "preachers". El propio Ignacio de Loyola fue un claro candidato al tratamiento con haloperidol. Al chico le detectan los síntomas, ¿y adónde lo llevan? ¿Al matasanos de la Seguridad Social? ¡Qué va! ¡A los jesuítas, que curan la esquizofrenia paranoide, tal y como la Iglesia de la Cienciología cura la homosexualidad (que le pregunten a Cruise y Travolta)! Luego uno se pregunta cómo es posible que por las aulas de la Compañía hayan pasado gente como Castro y Arzallus, y esta es la respuesta: no adquirieron la enfermedad allí, sino que fueron allí tras los primeros síntomas de la enfermedad.

1:07 p. m.  
Blogger rakras escribió...

No, no suelo tener acceso a la prensa escrita.
Hombre, yo creo que la gente en general tiende a ser bastante violenta, pero unir eso al ateísmo o a la religión no me convence demasiado.

Es cierto que el nazismo y el comunismo no eran religiosos, pero es que el totalitarismo supone la eliminación de todo lo que no sea el partido, no es que sea la religión en concreto.

Dicho sea de paso, lo que me dice la experiencia es que el ateo medio es exactamente igual de fanático en lo que piensa, irracional y con el mismo grado de compresión sobre lo que cree que piensa que la persona religiosa media.

Pero más no, desde luego.

4:09 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Tienes toda la razón. Además, aunque alguien lo interprete mal, el "ateo" no existe. Todos braceamos en el mismo océano de memas, y todos tenemos filtros similares para no tener que estar pensando todo el tiempo. Tranquilo, que no me voy a proponer como ejemplo de objetividad. Y tampoco voy a empezar a defender la teoría de la conspiración jesuíta (es el equivalente a la conspiración judeomasónica en las filas calvinistas).

Eso no quiere decir, sin embargo, que se lo mismo creer en una religión "tradicional" que no creer, como no es lo mismo creer que la electricidad está compuesta por dos fluídos microscópicos (en tiempos de Ben Franklin las dos teorías "serias" que se discutían era la de los fluídos y la de un fluído único, que demostró finalmente ser un poco más exacta)que pensar que el rayo es asunto de Zeus Tonante.

5:35 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y no es lo mismo, una vez que uno se entera de que la vida es un espectáculo de marionetas, quedarse a ver la función, que es lo más sensato, que prenderle fuego al teatro.

5:49 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Cierto lo primero. Lo que pasa es que hay gente a veces que me da la sensación que cree en el fluido simplemente porque le cae mal el que dice lo de Zeus. Lo cual no impide que efectivamente haya una cierta diferencia, vaya.

----

Por cierto, a esto le dedicaré una entrada en los irredentos pero lo comento aquí que me acabo de acordar...el anuncio del Ford Fiesta en UK está en "Argentino" con subtítulos en inglés, y aquí en España lo han pasado al español normal...es curioso.

2:17 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Lo que pasa es que hay gente a veces que me da la sensación que cree en el fluido simplemente porque le cae mal el que dice lo de Zeus.

No creas que tengo muy claro esto que voy a decir... bueno, sí lo tengo claro, pero como pocas veces había tenido que pensar en ello, no estaba "grabado" como un dato. Además, suena pedante de cojones, que es una de esas trivialidades que se deben dar por asumidas... pero cuando se calientan las discusiones, se pierde de vista enseguida. Ahí va:

El problema es que hay dos cosas en juego: 1- la idea, 2- el dispositivo que acoge la idea. Hay ideas que son malas, sin importar cuán "inteligente", o "tolerante", o "moderado", sea el dispositivo, como el Islam o el comunismo, evidentemente. Hay ideas que en su momento fueron muy virulentas, ya sea por razones intrínsecas o por desarrollo histórico, pero están ya atemperadas, como las enfermedades infantiles. Normalmente, en una persona moderada, no tienen mayor consecuencia. El problema está en determinada gente, y en que las ideas tocan por una especie de lotería familiar: hay a quien le ha tocado nacer "rojo", y a quien le ha tocado nacer "de derechas". Y hay quien ha decidido ser lo que es. Esto último es lo que tiene mérito. Sinceramente, a mí me ha tocado nacer "de derechas"... pero de derecha religiosa más o menos moderada, de modo que lo del "mérito" no es para echarme flores.

Esto es una trivialidad, por supuesto... pero cuando te metes con un extremista, ocurre que el resto de la tribu moderada se siente llamada a cerrar filas en torno al individuo presuntamente amenazado. Funciona con más potencia la llamada tribal que la llamada a razonar.

¿Por qué cuento esto? Porque de un tiempo a esta parte, voy de cabreo en cabreo, y en estos casos es bueno que uno se explique. Yo no creo en megaconspiraciones. Pero sí creo en tendencias, que de manera imperceptible van empujando los acontecimientos en una u otra dirección. Por ejemplo: vayamos al origen del nazismo... porque viene a cuento. El nazismo, como "mema", no tiene origen católico, por supuesto... pero ocurrió en Bavaria, que una mayoría católica dejó que creciece la mala hierba porque veían en los nazis los mamporreros que necesitaban para acabar con la amenaza comunista (una amenaza real, por supuesto). No fue el resultado de una conspiración, ni la decisión consciente de Herr X o Frau Y. Fue el resultado de la acción colectiva e involuntaria de una masa social que se sentía justamente amenazada. Es muy peligroso que aquí cunda la misma idea: que el zapaterismo es una amenaza específica para el católico español. Porque aparte de peligroso, es falso.

Además, sin entrar ya en profecías dudosas, es malo para el propio PP. Aquí el PP se ha mostrado medianamente enérgico a instancias de otros... y no siempre con la razón de su lado. Creo que la gente que corta el bacalao ya se van dando cuenta, pero ahí sí que hay una acción deliberada y consciente de algunos para arrimar el ascua a su sardina particular.

A mí no se me olvida la cantidad de gente "de derechas" que no votó al PP en las elecciones pasadas, y que se tiraron al cuello de Jose María Aznar al primer gesto de los dirigentes de la tribu. Esos son los primeros que cuando uno dice algo, vienen y te acusan nada más y nada menos que de "dividir" al personal.

... lo siento por el ladrillo. Por eso no he publicado el post, porque tengo todavía que resumir bastante lo que tengo escrito. Y asegurarme de no ser demasiado injusto, que es más complicado.

3:56 a. m.  
Blogger rakras escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

3:17 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Bueno, esto ya te lo puse en el blog de Prevost pero no se si lo verías.

Si vas a unir esta gente con el voto en blanco, el PP perdió 700.000 votos y el voto en blanco aumentó en 42.000.

En fin, yo la verdad es que durante Aznar no tenía ningun tipo de contacto con la derecha religiosa(escuchaba la SER, quiero decir, escuchaba la SER y simpatizaba con el PP y la derecha, y bueno, lo único que no escuchaba de la SER era a Losantos por la mañana en cuanto empezó), pero vaya, me creo que molestasen.

Sobre la influencia que tengan ahora...buf, yo creo que ahora mismo hacen más daño los centristas y que ellos tampoco tienen taaaaanta influencia. Quizás un poco más que los liberales, pero me da la sensación de que en el PP las dos cosas están mas o menos igual de mal vistas.

3:19 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Bueno, esto ya te lo puse en el blog de Prevost pero no se si lo verías.

:( No, lo siento, no lo vi.

Mira, puede que tengas razón, y me esté tomando el asunto muy a la tremenda. Es una posibilidad que siempre tengo en cuenta... porque sé que soy un tipo muy imaginativo, y eso tiene sus pros y sus contras. Por eso digo que no es algo organizado consciente y voluntariamente por alguien, sino una tendencia. Quizás lo mejor es explicar qué es lo que me mosquea en concreto. Me mosquea, por ejemplo, la forma en que el PP se dejó arrastrar en la segunda manifa grande, la organizada por Hazte Oir contra los maricomios. A mí me convencieron de ir... y cuando llegué, las pancartas y lo que se decía era otra cosa muy diferente. Con el tema de la reforma educativa, tres cuartos de lo mismo: la manifa, en principio, se la achacaron al PP... y en cuanto ZP hizo el típico truco de parecer que quería la conciliación, todo se desactivó, todos contentos y qué talante más bueno tiene el presidente del gobierno. El PP con el culo al aire. Hasta que ZP hizo lo de siempre: los estaba camelando. Asunto de la financiación de las clases de Islam: protestas de los obispos, siempre por mediación del PP, claro... hasta que les aseguraron que las clases de religión iban a seguir recibiendo pelas de momento. Y esta es ya la parte de imaginación que le pongo al asunto: para mí, que Rajoy es un individuo débil, con puntos de presión que algunos conocen bastante bien. Los vaivenes con lo de las tropas en el Líbano claman al cielo (como tengamos que enfrentarnos a la IDF, vamos a ver dónde coño se va a meter Rajoy). Las hostias a Esperanza y las carantoñas al "megacentrista" claman al cielo. O es un tipo así por iniciativa propia, o alguien tiene sus cojones bien pillados, a modo de control remoto. En ese caso, habría que adivinar de quién se trata por la agenda que lleve adelante el controlado.

Y esas son sólo las cosas que están pasando aquí, a nivel local. A nivel internacional me mosquea sobremanera la promoción de jesuitas por Ratzinger. Sin caer en conspiranoias, está muy claro que, tras la teología de la liberación está la marabunta jesuíta. El "problema vasco" es invento jesuíta. JPII tuvo que ponerse muy duro con esa gente, y retirar de la circulación a un montón de ellos. Me mosquea que algunos empiecen a sacar las cabecitas de la madriguera con Ratzinger... porque no creo que Ratzinger vaya a transigir con los "teólogos liberadores", pero sí que vayan a aprovechar sinergias para hacerle la coña a los Estados Unidos: oposición a la guerra de Iraq, postura en la crisis de las caricaturas (sí, también Bush entró en chanchullos, pero se supone que actúa en su nombre, no en representación de alguien de más arriba), postura en el tema de los espaldas mojadas, la toma de posiciones en Cuba, el intento de mediación de Roger Echegaray entre ZP y la Eta (¡llegaron a entrevistarse, por San Ignacio de Loyola!)...

Hay cosas que a mí, en definitiva, ni me van ni me vienen. Pero si algo soy es un "anticomunista furibundo", como dirían nuestros amiguitos. Si se trata de peleas entre calvinistas y contrarreformistas, me la trae floja. Pero hay mucho más que eso: está la aspiración a recuperar el poder secular, y eso pasa por joder a la que se acusa de Roma moderna... porque hay mucha de este gente a la que le jode la hegemonía americana. Pues qué pena, pero es lo que nos salvó de los rusos y lo que está conteniendo, junto a los israelíes, la marea morisca.

... claro, puede ser mi febril imaginación :) Por prudencia, y sobre todo para no ser injusto, me voy a tranquilizar un poco, a ver si puedo ver las cosas con más ecuanimidad... a ver si cambian de color. En definitiva, no voy a poder cambiar el mundo, y ni siquiera estoy convencido de que tal cambio sea bueno.

1:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio