sábado, agosto 01, 2009

Best wishes

Triumph, the Insult Comic Dog

Etiquetas: , , ,

23 Comments:

Blogger sarah escribió...

How beauteous manking is!
O brave new world!
That has such people in't!


... nos lo advirtió el maestro William hace ya tiempo. Las cosas... siguen en "esa" línea, ¿no?

I'm glad to read you again, Mr. Bregg, hope you enjoy some vacation time. I'll be working the whole August.

8:07 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Hi, Sarah...

I'll be working the whole August.

Shame for your employer.

How beauteous...

:) Algunos más que otros. La verdad es que, si me miro en el espejo tras regresar del gimnasio, veo más bien la cabeza de Prospero sobre el cuerpo de Caliban. Pero me consuelo pensando que podría ser lo contrario.

7:55 p. m.  
Blogger sarah escribió...

La cita de Mr. Shakespeare se refería más bien al "prota" de tu post y al personaje político que mencionas... en fin, últimamente tampoco es que hayan sueltas muchas Mirandas, ¿no? en mi caso yo ni voy al gimnasio, así que lo tuyo tiene su mérito :)

Te quería preguntar si ya acabaste el libro The first Word y si te gustó la obra completa, ya que mencionasta también The power of Babel como más de tu gusto. Los tengo en la lista para mi próximo pedido a Amazon (si sigo trabajando, claro, porque los pedidos hay que pagarlos, je je).

¡Saludos!

4:53 p. m.  
Blogger Freman escribió...

se refería más bien al "prota" de tu post...

:) Lo sé, pero me fui por la tangente.

así que lo tuyo tiene su mérito...

No, es que lo necesito, y lo digo en serio. Soy hiperactivo, y si no me machaco a consciencia, pasan cosas malas en mi sistema. Necesito las endorfinas para poderme concentrar y funcionar normalmente. Y de todos modos, intento que no me consuma más de media hora al día.

Además, así descargo la ira endógena. La mayoría de la gente, cuando se despierta de un sueño, si se despierta con alguna emoción es con miedo, ¿no? Pues resulta que de muchos sueños me despierto con rabia.

5:08 p. m.  
Blogger Freman escribió...

si te gustó la obra completa...

Sí, es muy buena. Recomendada sin reservas.

Sin embargo, iba a escribir un post sobre el tema: "por qué lo llaman Lenguaje cuando quieren decir Consciencia". Es una confusión, creo que deliberada, y muy de moda: todo el mundo quiere pinchar las gambas del buffet, pero nadie quiere ser visto en tal acción. Pero la confusión, si se pierde de vista que realmente lo es, puede ser peligrosa. El primer y más evidente problema: dar credenciales para opinar sobre un tema muchísimo más amplio a especialistas en una de sus manifestaciones.

5:12 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y la chorrada tradicional de las 17:30 (es la mejor hora para soltarlas, no sé por qué):

Los hombres tenemos ventaja frente a las mujeres en lo del físico: con cuidarnos un poco el cuerpo, nos perdonan muchas más cosas. Un tipo puede ser espantosamente feo, pero si tiene buenos abdominales y unos hombros más o menos marcados, aún puede ligar.

Siendo así, considero una falta de respeto a la mujer con la que esté en cada momento, descuidar el "producto" que le ofrezco. Una barriga colgante puede tener dos causas: un desorden metabólico grave, en cuyo caso es perdonable... o simple pereza, descuido o incapacidad para controlarse. Y para un tipo como yo, que sufre la alucinación de ser un samurai abducido por alienígenas del siglo XXIII y abandonado en una cuneta del siglo XXI, la pereza y la falta de control son graves defectos personales.

5:31 p. m.  
Blogger sarah escribió...

Así que hago una buena inversión con estos dos libros. Gracias por tus recomendaciones.

Si vas a escribir un post sobre este tema me encantará leerlo para ir haciendo boca. No estoy segura de haberte entendido bien en tus últimos comentarios sobre la confusión entre lenguaje y conciencia.

Respecto a la chorrada de las 17.30 (que lo es) :-) si realmente piensas lo que dices, te honra como varón, y convierte en afortunadas a tu/tus parejas. Está claro que lo importante "es el interior", pero hay que cuidarlo todo (con sensatez, eso sí).

Un tipo puede ser espantosamente feo pero si sabe cocinar, tiene una conversación interesante y un buen sentido del humor, tan espantosamente feo no podrá ser...

Un placer charlar con un samurai abducido :)

8:13 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Si vas a escribir un post sobre este tema...

Sí, quiero hacerlo (pero es complicado).

Lo que quiero decir, de todos modos, es que a toda esta gente, lo que le atrae realmente es el misterio de la consciencia humana (o autoconsciencia). Pero, a pesar de que existe un buen libro llamado "La consciencia explicada", estamos muy lejos de poder explicarla. ¿Cuál es la correcta actitud de un científico? La misma de un lobo que tiene que comerse un mamut: comérselo a bocados. Hay que pegar los mordiscos primero en las parte más asequibles. El lenguaje, precisamente, es una de esas partes.

¿De qué me quejo entonces? De que mucha de esta gente confunde los objetivos. Por ejemplo, cuando se trata de distinguir entre humanos y animales, y trazar líneas o borrarlas, lo que nos interesa realmente es la autoconsciencia del sujeto, no si es capaz de articular un lenguaje medianamente complejo. ¿Quién ha dicho que ambas facultades van necesariamente ligadas? Es muy probable que sí... pero tampoco es obligatorio.

Un tipo puede ser espantosamente feo pero si sabe cocinar...

Oye, ¿y si te cambio lo de "espantosamente feo" por tener una cara normalita? Es que estaba hablando en modo subjuntivo "masculino".

El subjuntivo masculino casi siempre trata de hechos hipotéticos: "y si existiesen los marcianos, ¿tendrían sexo?". Por el contrario, cuando tu madre te pregunta: "oye, ¿y si invitase a la fiesta a Fulanita, que fue novia tuya cuando tenías diecisiete?", puedes tener la seguridad de que ya lo ha hecho. O cuando tu sobrino te pregunta: "tío, ¿qué pasaría si accidentalmente se te rayase la pintura del coche?".

10:29 p. m.  
Blogger sarah escribió...

Gracias, ahora lo veo más claro.

De tus palabras se desprende que, ciertamente, deberías escribir algo sobre el tema si te apetece hacerlo y con todo el tiempo que necesites, la paciencia está entre mis (escasas) virtudes.

Creo que yo también andaba algo liada con los conceptos lenguaje y autoconciencia. Se habla tanto de la autoconsciencia que se da esta confusión. Arsuaga mencionó el concepto en la charla que dio en mayo en Barcelona. Se habló de la autonsciencia incluso en la visita guiada a los yacimientos de Atapuerca... en fin, parece "la canción del verano". Así que no está de más puntualizar un poco.

Uhmmm siempe olvido el sentido del subjuntivo masculino, je je. Vale, podemos cambiar espantosamente feo por normalito o espantosamente normal... siempre que sepa cocinar y su vocabulario no sea reducido y monotemático :)

cuide su ira endógena, Mr. Freman, ayer no le dije nada pero da cierto miedo, aunque se le agradece la sinceridad.

4:39 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Toco el piano y el órgano...

5:43 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... el órgano electrónico musical, quise decir...

5:44 p. m.  
Blogger Freman escribió...

pero da cierto miedo...

A mí también, pero no te preocupes. Lo primero que tiene que aprender alguien como yo es a deshacerse de los cadáveres. Tengo una sierra mecánica muiiiy silenciosa. Y con dos pintas de ácido sulfúrico a mano, no hay restos biológicos que se resistan.

Luego, lejía...

9:27 p. m.  
Blogger sarah escribió...

LoL :))

Anibal Lecter es un personaje fascinante, con su lado oscuro y todo, je je.

Lo de la música lo habías comentado en el pasado, (olvidé incluirlo en la lista, no conozco a muchos señores con semejantes aficiones). En mi caso sigue siendo una de mis grandes frustraciones con el plus añadido de que a corto plazo no me voy a poder dedicar (de momento ando ocupada con lo de sobrevivir, ya sabes, las prioridades básicas de la vida).

Te envidio de verdad esa hiperactividad que te permite dedicar tiempo a muchas cosas que, al menos a mí, me resultan interesantes. Ya me gustaría a mí poder hacer lo mismo, pero tengo las ganas mas no la capacidad (no todos los zurdos son inteligentes, algunos lo son suficientemente para reconocer que no lo son).

Por último, una preguntilla, ¿qué me puedes contar sobre la fenomenología? mi lectura actual me está llevando por esos derroteros, que había rozado muy levemente en la asignatura de filosofía (durante nuestro antiguo COU).

Que tengas un buen día y gracias por las risas, tu sentido del humor alegra el día (trabajo en un hospital, en un servicio bastante feo, con lo que el humor viene muuuyy bien).

7:04 a. m.  
Blogger Freman escribió...

trabajo en un hospital...

Oh, my goodness! Ese es el escenario de la mayoría de mis sueños... bueno, de ese tipo de sueños. Es algo que todavía no he logrado explicar a mi parte racional: el extraño atractivo de enfermeras y doctoras sobre el inconsciente colectivo varonil.

... vale, lo dejo, que empezaré a desvariar y luego sentiré vergüenza.

7:16 p. m.  
Blogger Freman escribió...

¿qué me puedes contar sobre la fenomenología?

Hum... déjame darle un par de vueltas para poder decir algo medianamente inteligente (no sea que algún filósofo se pase por aquí y me pegue luego una merecida paliza).

Algún tropezón personal sí que he tenido con la tal Miss Fenomenología... curiosamente, a través de la Física. Uno de mis autores preferidos, Hermann Weyl, padecía una leve infección fenomenológica, y soltaba algún párrafo sobre el asunto en casi todos sus libros (libros con títulos tan germanos como "Raum, Zeit, Materie": pronúncialo y verás que suena como un estornudo).

7:20 p. m.  
Blogger sarah escribió...

Es increíble lo bien que funciona como estimulante una bata blanca, aparte de que hay médicos y enfermeras francamente guapas e inteligentes (lo que ya es la leche, si me permites la expresión)

... luego sentiré vergüenza.

Me cuesta creerlo en Mr. Freman y los actos de fe no me van demasiado :)

Sobre la fenomenología, era por saber un poco tu opinión. Yo he entrado, parace que de lleno con el libro de David Abram.

Raum, Zeit, Materie: tienes razón, me sale perfecto, aunque debo decir que he pillado un buen resfriado gracias al potente aire acondicionado del hospital, que ayuda mucho en la pronunciación. ¿Lo leíste en su lengua vernácula? si además del japonés le das al alemán, voy a tener que tratarle de usted para siempre jamás.

Mis respetos.

7:03 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Nein. En Deutsch sólo sé decir "die Kartoffel", "na ya panimayu i gavaryu pa-ruski" (pero comprendo y hablo el ruso).

gracias al potente aire acondicionado...

... que no, que ha sido la Fenomenología esa.

era por saber un poco tu opinión.

Uf, pues no es muy positiva, si tengo que ser sincero. No le tengo mucho respeto a la "filosofía continental" (y Heidegger me toca directamente las pelotas, dicho sea de paso). En el caso concreto de Weyl y Husserl, es gracioso porque Weyl (que era un genio) pone por las nubes el "método fenomenológico" (si logro encontrar el libro, subiré la cita), y alaba cosas tan extrañas como la "investigación sobre las formas de existencia"... cuando es evidente que los muchos méritos de Weyl le deben tanto a Husserl como a su costumbre de cepillarse los dientes regularmente.

Todo el mundo tiene su filosofía o religión particular que le sirve de ayuda y consuelo. Newton era unitario, Einstein fue machiano, spinoziano y finalmente einsteniano, y Weyl era un fenomenal fenomenólogo. Demos gracias a San Husserl porque no haya sido mormón, que es mucho más grave.

10:30 a. m.  
Blogger sarah escribió...

ia uchila ruskii iazik mnogi let nazad, no ia cabcem zabuila ivó... (una pena).

Lo que he leído yo sobre la fenomenología no me disgusta, pero dudo que esté en condiciones de dar una opinión fundamentada hasta saber más del tema. Lo que sí me ha sorprendido ha sido descubrir que el señor Hermann Weyl se alejara un pelín de la física cuántica y las matemáticas con esto de la fenomenología. Me gustaría hacerte más preguntas sobre esto, pero mejor lo dejo para otro momento, creo que quizá se sale del ámbito de la entrada de tu blog y, además, estoy un poco loro, je je.

Gracias por tus comentarios.

11:14 a. m.  
Blogger sarah escribió...

Uhmm se me olvidaba preguntarte, a riesgo de ser indiscreta, sobre tus motivos para aprender la lengua rusa. En mi caso fue un divertimento y alguna razón un poco más penosa que no daré en público.

11:16 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Señora mía: usted sí que es una fuente (agradable) de sorpresas.

sobre tus motivos...

No hay misterio. Me gustaba la profesora. Lo único reseñable es que cuando aquello, yo tenía 13 años, y ella unos veinte o veintipocos (y parecía una princesa de los cuentos de hadas rusos). La motivación para estudiar piano fue parecida... excepto que por entonces sólo tenía cinco años. Esta otra era más bien rellenita que delicada (tendría unos quince años), pero tenía una voz muy dulce, era cálida y su olor me recordaba al del pastel calentito de manzana.

Lo que he leído yo sobre la fenomenología no me disgusta.

:) En ese caso, eres tú quien debería explicármelo. Soy todo oídos...

4:41 p. m.  
Blogger sarah escribió...

Me llama la atención que el libro parece centrarse en otras formas de aprehender la realidad aparte de las que entiendo como "oficiales". En la primera página del capítulo 2 menciona a Descartes y a Galileo como exponentes de un modo de aproximarse al mundo en el que tan solo las cualidades "medibles" son "reales". El resto (como el gusto, el tacto, etc.) son impresiones subjetivas porque cito textualmente "el libro de la naturaleza está escrito en el idioma de las matemáticas". Parece, pues que el desarrollo del método científico se perfila por ahí sin dejar espacio a todo el resto de magnitudes no mensurables u otra manera de "experimentar" el mundo que no sea la medida objetiva. Supongo que el autor del libro quiere fundamentar otra manera de aproximarse al mundo de lo mágico, de lo natural, del que que también habla en una introducción.
Quizá es ese mismo contraste lo que de momento me parece interesante. Por otro lado, el hecho de que un "monstruo" de la altura de Weyl tuviera, según me cuentas, algún devaneo con la fenomenología me tienta aún más. Quizá soy un poco simplota en mi planteamiento del tema, es que mi formación deja bastante que desear y no sé lo mala o lo buena que puede ser la filosofía continental, de la que te leído en alguna otra ocasión.

Quizá debería comenzar por un libro más facilito, tipo "El mundo de Sofía" :(

Perdona por el rollo, ¡ah! y tus devaneos por las señoritas exóticas, je je, eran de esperar. Ya me imaginaba yo que con una marujona lectora habitual del "Hola" y cubata barato y/o centro comercial los fines de semana no te íbamos a pillar...

8:14 p. m.  
Blogger Freman escribió...

no te íbamos a pillar...

:) No estaría mal como epitafio:

"Aquí yace Freman Bregg;
Nunca cató maruja
de Hola y cubata"
.

Pero no iba a resultar creíble. La verdad es que los hombres babeamos con todos los platos que pasan, pero comemos sólo de aquello que nos dejan.

(y coñe, reconoce que me lo he currado para describir a una rusita pálida y anoréxica, y a una americana tetuda y gordita; eso es lo que nos define a los "letraheridos", que mejoramos las palabras que regalamos a los demás)

1:32 a. m.  
Blogger sarah escribió...

Reconozco que te lo has currado, je je, tanto que hasta me costó de creer que fuera cierto.

Sí, muchos confiesan eso mismo que me cuentas. Las chicas, algunas, somos más... melindrosas (o directamente unas reprimidas, como me tildaba un amigo sin paños tibios, por aquello de no separar sexo del resto de emociones más virtuales).

En fin, espero retrasar el grabado de tu divertido epitafio por muchos años. Yo sigo enganchada a la Fenomenología esa, que al menos ya voy mejorando del resfriado (y por el hospital anda todo el mundo anda preguntándome si no es gripe A :-OO)

10:43 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio