martes, junio 16, 2009

You ain't Abe...

Recibido como email:
"So I said to him: Barack, I know Abe Lincoln... and you ain't Abe Lincoln."
You cannot help the poor by destroying the rich.
You cannot strengthen the weak by weakening the strong.
You cannot bring about prosperity by discouraging thrift.
You cannot lift the wage earner up by pulling the wage payer down.
You cannot further the brotherhood of man by inciting class hatred.
You cannot build character and courage by taking away people's initiative and independence.
You cannot help people permanently by doing for them, what they could and should do for themselves.

Abraham Lincoln

Etiquetas: , ,

21 Comments:

Blogger Armando escribió...

jejej

10:47 p. m.  
Blogger samuel escribió...

Cuidado , que ha matado a una mosca en una entrevista. A donde fue a parar el talante?

11:28 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Era una mosca republicana, seguro...

12:22 a. m.  
Blogger Freman escribió...

El chiste, por cierto, se ha propagado como un virus. Si buscáis "you ain't Abe", sale un puñado de blogs con la imagen. Y la verdad es que el dibujante la ha clavado. Las sonrisas son contagiosas. No hay mejor arma que el humor... combinado con la verdad, que viene en la cita de Lincoln.

12:26 a. m.  
Blogger Txomin Goitibera escribió...

Bush hijo le está mirando las cartas Ronnie y da la sesnsación de que se las está soplando a Lincoln.

¿Mirarle las cartas a un muerto pa soplárselas a otro? Eso sí, se está descojonando.

7:39 p. m.  
Blogger Freman escribió...

La risa es un fenómeno contagioso. Sin embargo, ya hay estudios que cuestionan la existencia de las famosas "neuronas espejo" en los humanos.

10:26 p. m.  
Blogger Apostata escribió...

Hombre, ayudar a los pobres destruyendo a los ricos no, pero decirle a un banquero: "¡Tate ahí quieto parao! Qué te estás gastando en mejorar el jandicap más que una buena madre en lentejas con chorizo. ¡Con lo torpe que eres!, por la gloria de mi madre. A ver si estamos, y semos menos ansiunos en los intereses, en las comisiones y en las plusvalías, que el fontanero y el autónomo del quinto también quieren comer lo menos dos veces al día". Hombre pues algo así, con buenos modos, y con esa prosapia que se gastan los que han pasao del bachillerato... pues sí, sí que se les podía decir. Digo yo.

Un saludo.

Ps: Buen blog tienes canalla. Me paso unor ratejos teta.

10:51 a. m.  
Blogger Aloe escribió...

Bueno, Lincoln decidió que iba a ayudar a nosequienes (oprimidos o algo así) mandando unos ejércitos y destruyendo un montón de vidas y propiedades por el camino. Supongo que pensó que no le quedaba otro remedio, y que no siempre se consigue la libertad, la prosperidad y todo eso por las buenas y sin romper nada.

Pero por dios, no dejemos que los hechos nos estropeen una buena frase...

9:30 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Bueno, Lincoln decidió que iba a ayudar a nosequienes...

A los negritos, pobrecitos. Y luego, ¿para qué? Para que surgiese Michael Jackson.

Las reglas existen para romperlas.

5:47 p. m.  
Blogger Aloe escribió...

Las reglas existen para romperlas
Evidentemente. El problema es saber cuándo y cómo, y el otro problema deshacerse de todos esos cabrones que, aunque se saltan todas las reglas, las invocan sin parar cuando les conviene a ellos y no a uno.

Lincoln es buen ejemplo. El que le mató también invocaba reglas.

10:13 p. m.  
Blogger Freman escribió...

El "sic semper tiranis", que en muchas circunstancias, yo también invocaría...

Para no marearte, te cuento por qué me ha dado por la tontería de los "seguidores de reglas" contra los... bueno, no tengo un buen nombre:

- En psicología cognitiva, se habla de dos tipos de inteligencia: la "fluída" y la "cristalizada".
- La cristalizada (gC) vendría en forma de reglas. Seguir las reglas no es sencillo, y "cristalizarlas" o adquirirlas tampoco. En los tests de inteligencia, la gC es bastante estable.
- La alternativa, la fluída (gF) parece que tiene que ver mucho con la memoria de trabajo, y con algoritmos de búsqueda heurística. La gF, sorprendentemente, puede aumentarse, y los efectos del entrenamiento parecen ser permanentes.

Un ejemplo: te meten dentro de un laberinto. ¿Cómo sales?

- Mediante búsqueda heurística (primero, las vías que, según algún criterio, parezcan más prometedoras). Vas explorando, marcando los sitios por donde has pasado. Puede ser costoso.
- Mediante una regla, como la "regla de la mano derecha". No despegues nunca la mano derecha de la pared que está a tu derecha. Y camina.

Lo segundo parece más fácil, pero:

1- No siempre funciona, si existen vías circulares en el laberinto.
2- ¿Cómo se llega a una regla de este tipo? Alguien tuvo que inventarla.

Naturalmente, lo del laberinto es sólo un símil del árbol de búsqueda asociado a un problema. Los algoritmos de búsqueda con "backtrack", o retroceso, requieren una memoria temporal (el "stack" de los informáticos), y ahí es donde está la conexión con la capacidad personal de la memoria de trabajo. Mientras mejor te funcione, más inteligencia tendrás. Y la memoria de trabajo, según investigaciones recientes, es mejorable de manera permanente (neuroplasticidad).

Creo que el zazen y determinados tipos de entrenamiento musical también pueden modificar permanentemente esta y otras capacidades relacionadas, que hasta ahora se consideraban "dones" innatos y rígidos. El zazen mejora la atención, en general, que es una función cerebral de más alcance. Y la lectura musical a primera vista puede aumentar también la memoria de trabajo (tienes que adelantarte a lo que lees, sobre todo en piezas polifónicas).

Sí, es un rollo :) Lo siento, pero como estoy dando la vara con el tema, es mejor que sepas de qué va el asunto.

1:59 a. m.  
Blogger Aloe escribió...

Estoy segura de que la plasticidad del cerebro no sólo es más alta de lo que se creía hace treinta años, sino más alta de lo que se cree ahora.
Aunque ese modo de enfocar la aplicación de reglas como inteligencia cristalizada y lo otro como inteligencia fluida me parece un modelo como otro cualquiera, la verdad, son hipótesis y na más.

La experiencia y los estudios sobre el tema nos dicen que cuando una regla se ha aprendido (o inventado, da igual) suficientemente bien, pasa a aplicarse automaticamente, sin que debamos ocuparnos intensivamente del asunto. ¿Eso es menos inteligencia? ¿o la misma que antes? No, no lo es. Es más.
Dos ejemplos: cuando las integrales inmediatas las sabemos hasta dormidos, incluso en sus formas menos visibles, es cuando podemos abordar calcular otras más difíciles empleando toda la inteligencia fluida de que podamos echar mano, y hasta la grumosa si no queda más remedio.
Cuando las manos van automáticamente a las teclas solo con ver "Am - C - F" (digamos) es cuando podemos improvisar peor o mejor un acompañamiento con la fluidez 4/4 de que dispongamos. El empleo del cerebro mientras se interpreta música está muy estudiado. Los profesionales emplean una parte pequeña de él, los demás todo lo que podamos reclutar.

Dirás que todo eso son procedimientos y rutinas automatizados, no reglas en sentido general.
Efectivamente, lo son.
Todas las reglas son, en algún nivel, eso mismo, aunque no necesariamente en el nivel neuromotor individual.

Y dirás que eso no aumenta la inteligencia. Yo creo que sí. Que el aprendizaje y eventualmente automatización de procedimientos de todo tipo es la mayor parte de lo que llamamos inteligencia.
Eso sí, si somos listos, elegiremos cuidadosamente lo que queremos aprender y los hábitos que queremos adquirir, a lo que le llamamos adquirir habilidades. Si eso no es inteligencia, y si no varía durante la vida...

11:41 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Sí, todo eso es cierto. Pero ahora retrocede dos pasos, para ganar perspectiva, y mira qué es lo importante de todo el rollo que te he contado: te he señalado cuál es el mecanismo para controlar la aplicación o no de un subconjunto de reglas. Tiene que ver con la búsqueda heurística, y está muy relacionado con la capacidad de la memoria de trabajo (o memoria a corto plazo).

Y ésta también parece ser la explicación de por qué mucha gente prefiere seguir reglas (ideológicas, religiosas o las que sean): este tipo de actividad mental parece resultar incómoda, casi dolorosa, para mucha gente. Parece haber algún tipo de "recompensa" en la aplicación automática de reglas. Suspender esa recompensa, si hay incertidumbre en la obtención de resultados, es un riesgo que mucha gente no se atreve a afrontar. Por supuesto, el chute de dopamina al resolver un problema complicado es mucho más gratificante. Pero la persona tiene que acostumbrarse a este tipo de "delayed gratification".

3:06 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Cuando las manos van automáticamente a las teclas solo con ver "Am - C - F"

En ese caso concreto, además, la mayor parte de la carga va a la corteza motora, los ganglios basales y esas cosas.

Leí hace poco que en los pianistas es donde se nota mayor especialización de estas estructuras (creo que en un libro de Christine Kenneally, del que también ha hablado Jesús Zamora).

Naturalmente, tal conocimiento me ha servido para cachondearme de un conocido mío que es alpinista y además intenta tocar la guitarra. La hipoxia que crónicamente sufren los alpinistas, descacharra precisamente los ganglios basales. La conexión es tenue, pero todo vale cuando el objetivo es el cachondeo a costa del prójimo...

3:11 p. m.  
Blogger Aloe escribió...

Pues bueno, pues vale.
De todas formas, hay muchas personas idológicamente muy rígidas que deben tener una memoria de trabajo del copón para lo que quieren, o al menos en capacidad para las matemáticas me arrollan y sin embargo en capacidad de análisis autónomo de otros temas son párvulos.
Simplemente tienen puesto un bloqueo, una especie de seguro mental. No es que sean incapaces por falta de inteligencia.

12:13 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Ejemplo: Rain man.

12:56 p. m.  
Blogger Aloe escribió...

No. Ejemplo de manual, un teleco que conozco. Pero hay bastantes personas así.

No hablo de autistas, ni de idiot savants.
Eso también sucede dentro del rango de personas normales y socialmente competentes... o especialmente entre ellas.

1:06 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) Bromeaba.

De todos modos, los telecos son una especie extraña. Y en cualquier caso, cuidadín: la memoria de trabajo no es la memoria a largo plazo (long-term memory). Intenta colarle un sudoku, para ver qué tal se desempeña. Hay quien tiene buen "reconocimiento de patrones": detecta enseguida los casos de cruces inmediatos. Pero hay quien tiene esa facultad, y falla cuando tiene que combinar información: suelen empezar muy rápido, y atascarse de pronto a mitad del camino.

Pero está claro que hay más motivos para ese tipo de bloqueos. Muchos son emocionales, y son muy difíciles de superar.

1:37 p. m.  
Anonymous Aloe escribió...

Estoy fijándome en los del cuadro de la entrada: les haces el test del sudoku y entran en estado catatónico, excepto Nixon, que te mandaría pegar un tiro por el bien del Estado.

7:49 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y eso que faltan Jimmy y Barack...

8:20 p. m.  
Anonymous Aloe escribió...

Carter era como estos, aunque no te hubiera mandado pegar un tiro, algo es algo.
Obama en cambio es un tipo intelectual que seguro que hace sudokus como quien lava (estudiar con beca en una superuniversidad sin que papi pague un laboratorio nuevo lo garantiza bastante. Y aunque no es lo mismo que ser intelectual, su carrera política le califica como muy listo).
No obstante, en USA ser un intelectual da mala fama y levanta sospechas, por lo que un político leído, culto o que sepa hacer ecuaciones de segundo grado debe disimularlo con constancia y hacer por parecer un patán todo lo posible para compensar.
Es curioso que si parece un intelectual ya no sea "uno de los nuestros" y si parece un miembro de una familia superrica no deje de parecerlo, pero es así.
Aunque tampoco vale cualquier rico, Bush hijo se ha hecho pasar por un tejano campechano para que no se note que en realidad es un hijo de papá de ricos del Este, y no ha ganado un dólar trabajando en su vida.
A Obama quizá no le perjudique tanto que se le note Harvard y la abogacía, dado que al ser negro compensa. Un negro ya tiene por defecto a su favor la suposición de que es tonto.

10:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio