domingo, diciembre 28, 2008

Silencio ahora, por favor

Cuando eran los cohetes de Hamas los que caían sobre Israel, la prensa callaba a coro, pues es normal que la bestia pulgosa y rabiosa muerda al hombre. Ahora que el hombre ha propinado una buena patada en el culo al animal, llueven las lamentaciones a izquierda y derecha.
El primero en lamentarse: el presunto Representante del Ser Supremo para el Planeta Tierra y Sistemas Solares Aledaños. Lo han dicho en el telediario, y me ha costado encontrar una referencia en la prensa online: parece que es un compañero de lamentos indeseado. ¿Dijo algo Su Santidad "el Infalible" cuando la bestia mordía, día a día, a la persona? Por favor, decidme por si me equivoco. Si no, silencio ahora, por favor. Por simple decencia.

... y ahí va una muestra de las ambiciones temporales de El Infalible:
Me refiero al presidente ejecutivo de la International Biscuit Company. Pequeño dictatorzuelo; mezquino y vanidoso...

Etiquetas: ,

13 Comments:

Anonymous Il Machia escribió...

¿Y no hay una manera más limpia de matarles? ¿Para qué quiere el Mossad esos sofisticadísimos métodos y artilugios para hacer desaparecer enemigos limpiamente si luego van a bombazo limpio?

6:43 p. m.  
Blogger Freman escribió...

;) Esas son fantasías jupiterianas. Como elemento de guerra psicológica están bien, pero son irreales.

9:22 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Toda defensa legítima debe ser proporcional.

En cualquier caso es difícil solidarizarse con un Estado fundado sobre el nacionalismo étnico, excluyente, cuyo ordenamiento jurídico (no el constitucional puesto que carece de constitición) consagra la segregación. Es difícil solidarizarse con un estado que practica el expansionismo, que no reconoce sus propias fronteras. Lo legítimo es rebelarse contra ese engendro.

Saludos.
Txomin Goitibera

9:43 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Me suena esa melodía:

"Israel no es una democracia.
Estados Unidos no es una democracia."

Se toca con flauta y hacia mitad de la canción hay un coro de ladridos.

9:59 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Los ladridos suenan a "unicademocraciadeorientemedio" y "derechodeisraeladefenderse"

Tx. G.

10:09 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Lo que diga la rubia...

10:29 a. m.  
Blogger samuel escribió...

Pues no, me parece que mientras la bestia mordia no dijo nada...

un estado que practica el expansionismo..

El expansionismo... que risa tia felisa.

3:41 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Pásate por por aquí, en los comentarios, para que veas al Homo Canisflautis Inhabilis brillar con todo su apagado esplendor.

4:11 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

conejito viciosete y sionista

8:30 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... and bad to the bone.

10:26 p. m.  
Blogger sarah escribió...

Mi hijo, de pequeño, se metía en líos. Nunca lograba averiguar cómo, pero se metía, le daban de ostias y como él no se quedaba corto, repartía yesca a diestro y siniestro. Al final ya no importaba quién había comenzado la pelea, pues era difícil, si no imposible, averiguarlo. Como los otros eran más listos y se sabían bien el cuento de ir llorando a la maestra, a la madre, a la abuela de turno a contar tan solo el final de la historia, siempre era mi hijo el que acababa en el despacho de la directora, yo agredida verbalmente por las madres de tan angelicales hijos, y bla bla bla....

En cuestiones políticas y territoriales, como en las de los críos, no veo grandes diferencias, hecho que ya en sí es bastante penoso.

No deseo meter baza en una polémica que vosotros parecéis dominar bien, yo no tengo ideología política más allá, tan solo he acumulado decepciones por el camino. Por encima de todo yo lamento el miserable valor de la vida humana, en un "ahora te doy yo, pero luego me darás tú"... y tiro porque me toca.

Algunas veces me ha dado por pensar que en conflictos de este tipo, si nadie interviniera, acabarían por exterminarse los unos a los otros; sería sencillo, ¿no? les damos a ambos bandos los artilugios y ellos solitos se apañarán. Total, nadie va a parar, ni va a dejar sus muertos sin vengar (tonto el úlitmo, como en nuestros juegos infantiles)... qué cómodos estaríamos el resto, en nuestro sofás, sin tener que decidir, tomar partido "for the good guy".

Peeeero, como soy zurda, debe de haber algo siniestro en mi entendimiento. Quizá debería haber hecho caso a Freman y debería haber callado mis reflexiones.

Mis respetos.

11:07 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Mi hijo, de pequeño, se metía en líos.

:) Y supongo que pronto comprendió la Ley Fundamental de la Vida, que dice: "no hagas caso a tu madre en las cosas de hombres". La mía es una mujer muy inteligente, pero me daba consejos de pequeño como "evita las peleas", "pon la otra mejilla", "díselo al profesor", etc, etc. El día que comprendí que, a pesar de ser mi madre, pertenecíamos a distintas especies biológicas, con distintas necesidades y objetivos vitales, fue como una iluminación. Y mis problemas en el cole se acabaron.

El problema de la metáfora colegial es que los niños son, en teoría, todos iguales. Hamas e Israel no lo son. Israel es un estado democrático, con todos los defectos que se quiera, pero Hamas es una organización terrorista, de las más sanguinarias, y de las más fanáticas. Ni siquiera puede equipararse a la ETA, porque hasta el momento, a estos no se les ha ocurrido la peregrina idea de los atentados suicidas: Jaungoikoa no proporciona 72 vírgenes sumisas a los gudaris suicidas.

11:37 a. m.  
Blogger sarah escribió...

:) Y supongo que pronto comprendió la Ley Fundamental de la Vida, que dice: "no hagas caso a tu madre en las cosas de hombres".

Más bien sí, es como dices. Afortunadamente no siempre me hace caso, y yo no siempre digo cosas sensatas.

Pedías silencio, pero... ¿no te excediste? hace mucho que el señor Freman no se prodiga en su blog.

Vamos, que me pasaba tan solo por saludarle, caballero :)

8:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio