jueves, julio 26, 2007

El Gato Psicopompo

Este gato tiene podeeeeeeres...

Etiquetas:

9 Comments:

Blogger Chesk escribió...

Eh...no lo he pillado. :(

10:25 p. m.  
Blogger Freman escribió...

El gato vive en un geriátrico, y cada vez que entra en una habitación, el ocupante pasa a mejor vida. Aparentemente, el gato "huele la muerte" (y es presentado como un animal compasivo, etc, etc).

Pero creo que es más probable que los inquilinos le hayan cogido miedo al gato, y cada vez que lo vean, se les acelere el corazón. Eso es malo, a ciertas edades.

Para más inri, hace poco leía que ciertos perros pueden oler determinados tipos de tumores. Eso sí es posible, y se sospecha desde hace tiempo. Pero hay que darse cuenta de que se trata de una habilidad muy especial, y al perro hay que entrenarlo. No existen perros "todoterrenos" que, motu proprio, sepan detectar el olor asociado a todo tipo de patologías.

Creo entonces, que los de la revista en cuestión, quisieron sacarse un caso de la manga y tiraron de gato.

El gato de la historia se llama Oscar, y la verdad, es un poco chungo. De chungo a Schüngo... Y no me negarás que con un monóculo tiene cara de barón alemán decadente :)

10:42 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y "psicopompo" es palabra cultureta. Son los personajes que acompañan a las almas en su viaje al otro mundo. Creo que hay un par de juegos por ahí que tienen psicopompos entre sus personajes.

En mi teoría, los griegos que se apuntaban a los "misterios" (entre otra mucha gente), creían que las almas al morir iban al cielo, especificamente a la Vía Láctea: como es una zona blanquecina, por la abundancia de estrellas, se decían que ahí era donde tenían que estar las almas de los muertos.

Problema: la Vía Láctea va por un lado y el Sol por el otro. El Sol se mueve por el Zodiaco... ¡y qué casualidad! Los Planetas, que son las únicas estrellas que se mueven en todo el cielo, ¡también se mueven por el Zodiaco! La explicación es sencilla: lo extraño es que, o coincidieran Zodiaco y Vía Láctea, o estuviesen muy alejadas.

Por lo tanto, cuando uno se moría por entonces, subía al Cielo... y aterrizaba en el Zodíaco. Pero el Zodíaco era una mera carretera, y había que moverse a uno de los puntos de intersección con la Vía Láctea (el Camino del Perro, según los indios americanos). ¿Dónde quedan esos puntos? Uno de ellos, en algún lugar entre las constelaciones de Escorpión y Sagitario. De ahí, algún chiste enigmático que he hecho en algún momento sobre Gilbert Gabriel Mesh (GilGaMesh), el bar Escorpión, a la orilla de un río (el Leteo: ¡nunca bebas sus aguas, porque olvidarías tus vidas anteriores!), y una barwoman egipcia, que es la diosa Serket, representada en el Libro de los Muertos egipcio con muchos pechos y una preciosa cola de escorpiona.

Si vas al bar Escorpión, vigila que Serket no te sirva agua del grifo. Oblígale a abrir una botella nueva, y huele bien que sea whiskey lo que haya en el vaso. La religión órfica probablemente contenía instrucciones de este tipo, y creía en psicopompos que te ayudaban a hacer el camino hacia la estación de enlace con la Galaxia.

10:58 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Eh...ahora me he leido la noticia. :)

Yo conocí a una mujer que cada vez que un perro aullaba decía: está muriendo alguien.

Después del mal rollo, al día siguiente venía diciendo ¿lo ves? Fue menganito.

Son supersticiones, miedos irracionales, que están en nuestra cultura.

Sin embargo, sí es posible que algún animal sea capaz de oler determinados estados y los asocie.

Pero vamos...no sé...

11:56 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... y en los cuentos de Lovecraft, cuando alguno de los malos está a punto de palmarla, los chotacabras (que en inglés se llaman "whip-poor-will") se congregan en los árboles y graznan siniestramente whip poor Will... whip poor Will. Entonces, cuando el difunto estira la pata (en inglés, kicks the bucket), el alma intenta escapar de las chotacabras mientras éstas la persiguen hasta que se hunde en el Infierno o asciende hasta el Cielo.

Si luego cantan, significan que la han atrapado. Si callan, mustias, es que se les ha escapado.

12:01 a. m.  
Blogger Chema escribió...

Eso de Von Schungo me recuerda a Ralph Von Wau Wau, el perro policía ultrainteligente que se instala por su cuenta como detective privado en una novela de Philip José Farmer (Venus in the half shell)

12:30 a. m.  
Blogger Freman escribió...

:) No, no conocía la novela ni el autor. Le echaré un vistazo, ahora que hay menos follón. Von Wau Wau es muy apropiado. ¿Sabías cómo ladran los perros, según los rusos? Hacen "gaf, gaf". Y me temo que los chinos tienen alguna onomatopeya peor. Tendré que mirar la wiki...

De todos modos, Herr Von Schüngo podría ser el decadente compañero de correrías de mi estimado amigo Pandahorny. Tengo varios episodios en la recámara de las aventuras de Draculín (un encuentro con los testigos de Supermán, por ejemplo) y quería meter a Pandahorny (que, a pesar de ser un panda, es checo) en la historia. Draculín lo iba a encontrar cortejando una vaca gallega (porque, si vueles hacia el Oeste desde Transilvania y te detienes al llegar al mar, tiene que ser Galicia por cojones). Pero la aparición de Oskar puede complicar la historia.

1:57 a. m.  
Blogger Peggy escribió...

esta gracioso:)

11:04 a. m.  
Blogger Freman escribió...

¿A que sí? :)

Por decir algo, y fardar un poco de Photoshop, observa que el ojo del monóculo es un poco más grande que el otro...

12:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio