lunes, julio 16, 2007

No es sólo idiota: también es un malvado

Por cierto, si quiere usted hacerse una idea del personaje que ha estado frecuentando los comentarios de este blog en estos días de poca actividad, échele un vistazo a este enlace que me ha pasado en otro blog:
Aquí tiene un botón de muestra, por si quiere ahorrarse el viaje al centro de la mierda:
Así se llega finalmente a la diferencia esencial entre los judíos y las mujeres. Su semejanza se basa sobre todo en que aquéllos y éstas creen poco en sí mismos. Pero las mujeres creen en los demás, en el hombre, en el niño, en "el amor"; tienen un centro de gravedad, si bien éste se encuentra fuera de ellas. El judío no cree en nada, ni en sí mismo, ni en los otros; no encuentra un apoyo en los extraños, ni siquiera extiende sus raíces hacia éstos, como hace la mujer. La inestabilidad de su morada, su profunda incomprensión para los bienes inmuebles y su preferencia por el capital mueble parecen ser simbólicas.
Al principio, pensé que Daniel Vicente, alias Irich, sólo era tonto. Ahora comprendo que, además, es un malvado. Y en este blog no hay tolerancia hacia los malvados.

Etiquetas:

10 Comments:

Blogger rakras escribió...

http://terrytao.wordpress.com

Cambiando de tema, echalé un vistazo a esto si quieres.

Es de las cosas que más me ha impresionado sobre la potencia que tiene Internet en mucho tiempo...

4:15 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Perdona, es que el calor me perjudica los circuitos. ¿Te refieres al contenido (es impresionante tener acceso a páginas de este tipo) (y al Arxiv)? ¿O es algo en el formato de la página de lo que no me he dado cuenta?

11:54 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

La verdad, Freman, que lo mejor en estos casos es no hacer propagandas a los antisemitas rancios y cutres. Es lo que quieren.

Cuanta menos difusión tengan sus postulados nazis y xenófobos, mejor. No merecen ni que perdamos el tiempo un minuto con ellos, ni tampoco es conveniente.

Un saludo

12:09 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Reconozco mi culpa: sólo había visto la faceta misógena... y no es que me hiciese "gracia" alguna, pero me dije que ese señor, por lo no menos, nunca estaría al lado de otra mujer que no fuese su pobre madre y que, por lo tanto, mucho daño no podía hacer.

He copiado el fragmento porque me parece increíble que alguien pueda escribir una sarta tal de tonterías en serio. Esa es una de las "virtudes" de Internet: si hace cinco años me cuentan el caso, quizás no me lo hubiese creído. Pero gracias a Internet ahora uno conoce lo mejor y lo peor del ser humano.

Página pasada. Lo siento por el incordio.

2:11 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Hombre, cuando he leido lo que piensa sobre las mujeres, a mí me ha resbalado. Podía haberme producido una carcajada gigantesca, pero ni eso.

En lo otro sí me jode, principalmente porque siempre hay algún capullo crédulo con ganas de creerse ese nazismo ilustrado.

Un abrazo.

2:45 p. m.  
Blogger irichc escribió...

No es por hacer leña del árbol caído, pero ni yo soy nazi, ni lo fue Weininger, ni misógino se escribe como a ti te gustaría.

10:24 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Ultimo comentario. Te lo dejo como derecho de réplica.

11:09 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Lo digo en el sentido de la comunicación, porque tener acceso "en directo" a los pensamientos de un hombre que aparte de la medalla Fields tiene detrás una historia considerable, es algo que hace no muchos años sería prácticamente inalcanzable.

Y sobre todo, que tras los tochos haya a veces en comentarios una cantidad de texto igual, y encima con sentido.

6:03 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Lo digo en el sentido de la comunicación

¿A que sí? Lo raro (no me atrevo a decir "triste") es que en Informática la historia es muy diferente. La mayoría de las referencias terminan en la biblioteca de la ACM... y, o eres miembro y apoquinas todos los años, o sueltas una pasta por el artículo (que puede terminar siendo una tesis mediocre de cualquiera).

Lo bueno de tanta información es que te permite llegar, personalmente, hasta donde quieras llegar. Es impresionante. A mí, en particular, me ha llegado incluso a perjudicar profesionalmente, porque ante la explosión de intereses, a veces te falta tiempo para todo lo que quisieras hacer.

Pero, como todo, es cuestión de disciplina. Por cierto, sigo contando contigo para cuando encuentre tiempo para el superlibro aquel del que hablamos...

9:31 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Uhm, perdón por tardar en contestar, pero he estado por diversos sitios (Odio Roma, dicho sea de paso)...

Para informática, no es lo mismo, pero a lo mejor se puede llegar a cosas buenas a través de esto:

http://in-theory.blogspot.com/

(el tío parece un poco idiota, dicho sea de paso, pero teniendo en cuenta que está en Berkeley tampoco se puede esperar demasiado más).


Para lo del libro, digo lo mismo...

7:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio