domingo, marzo 18, 2007

El día del carpintero

XI¿No es un sarcasmo que en España celebremos el día del padre... justo el día del padre menos padre de todos los padres?
Quién sabe. La gente olvida pronto los motivos que originaron las llamadas costumbres. Sostengo la teoría, por ejemplo, que la prohibición original del Viernes Santo no tenía que ver con no comer carne roja... sino todo lo contrario: la obligación de comer la carne de un Pez. ¿Le parece imposible... por extraño? El catolicismo es ya una religión teófaga, ¿qué habría de novedoso en zamparse el pez celestial, la Xi galáctica, el símbolo de la fractura cósmica?
El abismo te puede devolver la miradaLa historia del cristianismo, en general, está llena de misterios y lagunas. ¿Cuándo se introdujo toda esta parafernalia zodiacal en el mismísimo corazón del cristianismo? Tomemos dos libros atribuidos por la tradición al mismo autor: el Apocalipsis y el evangelio de San Juan. No puede haber dos libros más diferentes. El Apocalipsis, que según la tradición sería uno de los últimos libros del canon, es en realidad, uno de los más antiguos, si exceptuamos las epístolas paulinas. Y resulta que la Revelación de San Juan es, todavía, profundamente judía, en perfecta armonía con la tradición apocalíptica que produjo libros como el de Daniel. Todo el bestiario que desfila ante nuestros ojos apunta a una misma interpretación: la "nueva Babilonia" es una forma prudente de referirse al amo romano. Es la Roma que ha destruido Jerusalem hace muy pocos años, pero que no prevalecerá, pues se nos promete una Nueva Jerusalem celestial tras unas cuantas calamidades y peripecias. Este puede ser aún el libro del "discípulo amado", escrito durante su alucinado retiro en Pathmos.
Es imposible reconocer al mismo autor en el antisemita evangelio de San Juan: si le escandaliza el adjetivo, reléalo, por favor. Y no se trata sólo de la inversión de la tradición/historia, y de la criminalización del pueblo judío, sino de que el propio escritor ¡patina constantemente con la geografía supuestamente local! Pero lo que nos interesa ahora es la capa de merengue filosófico que se ha añadido sobre la escueta doctrina de los evangelios sinópticos, para deleite de los gentiles que comenzaban a acercarse al cristianismo. Juan, hijo de Zebedeo, pescador de profesión, inicia su presunto libro con una disertación sobre temas de la filosofía griega. Las dudas no son recientes. Eusebio de Cesarea ya distinguía entre Juan el Apóstol, y Juan el Presbítero; la Revelación sería obra de éste último, quien, por cierto, sirvió de base a la leyenda medieval sobre el Preste Juan. También Orígenes, enfrentado a las contradicciones respecto a los otros tres evangelios, llega a decir que "Juan no siempre cuenta la verdad literalmente, sino espiritualmente". Tome nota de esta excelente excusa para cuando le pillen en alguna mentirijilla.
No obstante, y a pesar de la capa de barniz helenista, tampoco hay en el cuarto evangelio indicios sobre la infiltración de temas pertenecientes a la vieja religión zodiacal y a los cultos mistéricos griegos. Ya no es una secta judía, pero todavía trata sobre temas que atraen, principalmente, a mujeres. ¿Cómo es posible que, menos de doscientos años más tarde, se convierta en una religión de estado... controlada por un clero exclusivamente masculino, en la mismísima sede de la anteriormente denostada "ramera del Apocalipsis"? ¿No es irónico?
Quizás la respuesta tenga algo que ver con la siguiente imagen:
Una tauroctonía diferente a las demás
Se trata de una tauroctonía: la representación de la muerte de un toro a manos de Mithras. Poco se conoce, a ciencia cierta, sobre el culto mitraico en el Imperio Romano. Sabemos que era una religión popular dentro del ejército, y que estaba vedada para las mujeres. Los creyentes, o practicantes, se reunían en un mithraeum: un tipo de templo casi siempre excavado en la roca (¡atención al detalle!), y que estaba dominado casi siempre por un fresco o un bajorrelieve que representaba la muerte del toro. Lo realmente interesante es que, en todos los templos descubiertos hasta la fecha, la tauroctonía tiene una representación estereotipada. Hasta dónde sé, hay una sola tauroctonía que se aparta de la representación habitual, y es la de la imagen antes mostrada... ¡que forma parte de la colección vaticana! En efecto, la imagen probablemente provenga del mithraeum sobre el que se construyó la basílica romana de San Clemente (¡el templo mitraico había sido originalmente un punto de reunión cristiano!).
Es difícil, si no imposible, reconstruir cómo pudo ocurrir un cambio de este calado. ¿Se produjo algún tipo de fusión "por arriba" entre ambos cultos? No es descabellado plantearlo como hipótesis de trabajo. De hecho, son muy conocidos los préstamos aparentes del mitraísmo al cristianismo. No se trata sólo de la fecha de la Navidad: incluso el título de "Papa" viene de Pater Patrum, el "Padre de los Padres", un título que no casa nada con la primitiva tradición cristiana, y que realmente designaba el nivel superior de los practicantes del mitraísmo. A Mithras se le describe frecuentemente como petra genetrix: nacido de una piedra.
En todo caso, si existió un secreto de este tipo, es casi seguro que se haya perdido durante el caos de la Edad Media.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger Chesk escribió...

Bueno, nos han quitado este año el día del Padre: de festivo nada.

Lo que no sé es por cual ha sido sustituido, he estado viendo el calendario y no he visto ná de ná.

Así que, importa ya poco que San José no fuera padre...si acaso al Corte Inglés que no habrá vendido tantos regalos...

6:52 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Bueno, nos han quitado este año el día del Padre: de festivo nada.

Eso es verdad...

Así que, importa ya poco que San José no fuera padre

:) Según César Vidal, sí, pero de los medios hermanos de Jesús. La verdad es que la Biblia y la tradición apuntan en esa dirección. A la muerte de Jesús, la cabeza del cristianismo habría sido Santiago el Mayor... medio hermano de Jesús. Y eso, sin entrar en rollos más sibilinos sobre la posible existencia de un gemelo de Jesús (que sí tiene más pinta de ser invención gnóstica).

Es una pena que no se pueda viajar al pasado. Aún así, dudo que si existiese tal posibilidad, la gente se conformase con los resultados que darían dichos viajes. Si ni siquiera nos ponemos de acuerdo cuando se trata del presente...

7:50 p. m.  
Blogger Carlos Paredes Levi escribió...

Hoy en día parece que resulta vergonzoso reivindicar las raíces cristianas del continente y quieren hacernos creer que todo proviene de la influencia islámica. Todos los ataques a cualquier religión son tolerados menos contra los hijos de Alá.
El desgobierno español, que se manifestó contra las caricaturas de Mahoma ha guardado cómplice silencio contra el reciente oprobio contra la religión mayoritaria de España, hecho por un paniaguado de las Administraciones Públicas en nombre del "Arte". Este artista, carente de talento y que a mi entender cuadra perfectamente en la categoría de pajero de mediana edad, quiso hacerse famoso a través de la polémica, consciente de que nunca lo conseguiría por su talento. Tampoco por su valor, porque muy mucho se va a cuidar de hacer una creación análoga con la figura del profeta del Islam.

8:47 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Sí, pero mira cómo nuestro avispados obispos piden "consecuencia penales" para el gilipollas que fotografió a un puto empalmado... cuando, que yo sepa, nunca han excomulgado a un etarra por cargarse al prójimo a traición.

Todos los ataques a cualquier religión son tolerados menos contra los hijos de Alá.

Primero, me preocupa el uso indiscriminado de la palabra "ataque". Ha sido un acto de muy mal gusto, una provocación... pero "ataque" prefiero guardarlo para hechos mayores.

Y lo segundo, que personalmente creo que deben permitirse eso que llaman ahora "ataques"... contra todas las religiones e ideologías que lo requieran. Islam incluido, por supuesto.

1:02 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Hoy en día parece que resulta vergonzoso reivindicar las raíces cristianas del continente

Evidentemente, lo de las "raíces islámicas" es un disparate total. Pero tengo una pregunta retórica sobre la parte de las "raíces cristianas": ¿cuál sería el paradigma de esas raíces? Pongamos que sea Carlitos el Grande, ahora que la UE reparte un premio con su nombre que le ha tocado incluso a Felipón. Pues si es Charlie, mal lo llevamos: un rey franco que, cuando se trataba de España, prefería darle caña a los cuatro cristianos españoles de la marca hispánica y de la costa cantábrica antes que enrollarse a dar leña a los moros. Remember Roland...

¡Y quiera Dios que el modelo no sea Luis el Piadoso!

1:23 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Bueno, pues si hablamos de la Eta, todos sabemos donde fue creada y con que apoyos, tiene su gracia que ahora pidan carcel para este cateto trincaperras, que ya sabemos que hacer pornografia cantosa mola mucho a los paletos.

Lo que es de traca es que se las arreglo para que se la pagara la Junta con dinero de gente que luego se rasca el bolsillo para empastarse una muela.


Aunque a alguna de esa misma gente le daba la risa floja con los que estaban en la plaza representando la otra obra aquella.
Que cosas.

6:18 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Lo que es de traca es que se las arreglo para que se la pagara la Junta con dinero de gente que luego se rasca el bolsillo para empastarse una muela.

Ese es el origen de casi todo mal, al menos en España. Son gente que reniega del catolicismo, pero están tan saturados en la Weltanschaung católica que lo único que aciertan a montarse es una catolicismo reflejado en un cristal oscuro. Por eso decía Schlegel (que por otra parte, era un cabronazo antisemita, y que en esto acertaba por pura casualidad) que lo contrario de un error suele ser otro error. Es el "Daemon est Deus inversus" de Yeats. Es el considerar toda increencia como satanismo, como en en medioevo o en la paramasonoia. Es el viejo Mani, que sigue haciendo estragos en la reserva espiritual de Occidente.

Aunque a alguna de esa misma gente le daba la risa floja con los que estaban en la plaza representando la otra obra aquella.

¿Los de las mingas y las domingas? En esas cosas sí me he vuelto un elitista. De tantas supuestas provocaciones que he visto, algo tan burdo simplemente escapa de mi campo visual.

De todos modos, es complicado tirar la primera piedra. Ahora hay un anuncio en televisión que utiliza como música el famoso fragmento de la Flauta Mágica: ese en el que la soprano tiene que llegar a un Fa por las nubes. Buscando en la wiki, me encuentro con que el amigo Mozart compuso un par de canons sobre frases como Leck mich im Arsch recht fein schön sauber.

La diferencia está en que nunca pidio dinero confiscado mediante impuestos para representarlo. Ah, claro, y que se trataba de Mozart, y como dicen del toro de lidia, el león es león desde la cabeza hasta la punta de la cola.

10:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio