miércoles, septiembre 27, 2006

Holy feedback

¿Pueden mil monos, aporreando mil máquinas de escribir, escribir alguna vez aunque sea uno de los sonetos de Shakespeare?

Mr. Makila Bregg, Freman's cousin, lightsmith

Lo siento por usted, si esperaba una respuesta negativa. Sí: pueden llegar a ello... si reemplazamos las ruidosas Underwood con portátiles que ejecuten Microsoft Word y su corrector ortográfico. El truco se llama feedback, o retroalimentación, y aumenta espectacularmente las posibilidades de la panda de macacos.

¿Puede surgir orden del caos? El algoritmo de Karplus-Strong parte de una fila de muestras aleatorias. Cada cierto intervalo de tiempo, muy pequeño, saca un valor de esta fila, lo envía al altavoz y vuelve a introducirlo en la fila de valores... después de promediarlo con unos cuantos valores ya procesados. Caos retroalimentando al caos. El resultado: este sistema tan sencillo modela el sonido de una cuerda pulsada. Puede ser una cuerda de guitarra, o una cuerda de un piano o clavicordio. Este mismo sistema, si se modifica para utilizar una red bidimensional, puede simular con mucha exactitud el sonido producido por membranas que vibran, como ocurre con los tambores. Orden espontáneo, surgiendo una y otra vez ex nihilo...

Se cuenta que Arquímedes alardeó una vez: "dadme un punto de apoyo, y moveré el mundo". En aquella época no existía una idea precisa sobre algoritmos y nadie había pronunciado todavía una frase como "operaciones mecánicas del espíritu". Si Arquímedes viviese en nuestro tiempo, podría decir también: "dadme un bucle de retroalimentación, y crearé el mundo". Y aunque se opusiesen mil desnudos gimnastas aporreando sus mil ordenadores, habría que darle la razón.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

Die sehr lustige Meinung cialis online cialis online [url=http//t7-isis.org]levitra bestellen[/url]

1:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio