martes, septiembre 19, 2006

Triste envidia

Si pudiera, me nacionalizaba húngaro:

Protestas contra el gobierno socialista húngaro
De entrada, cada vez me convenzo más de que es mejor ser ciudadano que súbdito. Pero ahora eso es lo de menos: mirad la que se ha liado contra el gobierno y la televisión estatal al descubrirse que mintieron abundantemente para continuar en el gobierno. Y las mentiras sólo tenían que ver con la economía...

¡Bendita Hungría! Demostraron tener los cojones más grandes de Europa al rebelarse contra el imperio soviético en 1956, junto con los alemanes del este que se enfrentaron a los tanques rusos en el 53 y los checos que plantaron cara al comunismo en el 68. ¿Cuánto duraría un Zapatero o un Rubalcaba en aquel país?



... y es que estos psocialistas son iguales, sin importar si son húngaros, españoles o bantúes. No sólo meten la pata, no sólo lo reconocen cínicamente: además, insisten en no dimitir. Espero que la Unión Europeda tenga algo que decir en este asunto, porque a la Unión Europeda también la han engañado... y que lo que digan tenga un mínimo de decencia.

Otro asunto: estoy viendo TeleMetrópolis 3, el canal oficial del Imperio Catalufo para el resto de España. Dedican casi diez minutos a cantar las alabanzas de Ronaldiño como ejemplo preclaro del espíritu del hombre catalufo... pero ni un segundo al follón que han montado los partidarios del Doctor Muerte en Leganés. No sólo se ofrecen solidariamente para matar a tus parientes, sino que además, te pueden pegar una paliza cuando vayas a protestar por el asunto. Y naturalmente, pretenden ser luego quienes te traten de las heridas producidas por la paliza. Han golpeado a los familiares de sus víctimas y han agredido a un cámara de Telemadrid... eso sí, sin dejar de gritar aquello de "vosotros, fascistas, sois los terroristas", igual que hacen sus parientes ideológicos del norte.

9 Comments:

Blogger Chesk escribió...

Hoy me reía escuchando las noticias y la que habían armado por una mentira electoral.

Pensé lo mismo que tú: llega a pasar en España y nos tomamos otra café y abrimos el Marca para leerlo.

Sí, envidia y no muy sana.

10:55 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Esa gente lo ha tenido muy crudo cuando los rusos. Pero incluso entonces iban bastante a su bola, echándole huevos al asunto. Es verdad que tienen una "mancha" en el expediente, cuando la 2GM: Hungría fue aliada de Hitler, y justo por ello perdió muchos cerebros, que emigraron a Estados Unidos. :) En el reparto de los húngaros, a nosotros sólo nos tocaron los futbolistas. A los EE.UU. se fueron John Von Newman, una leyenda de la Informática, la Física y las mates (en jerga técnica, nuestros ordenadores actuales están basados en algo que se llama "arquitectura Von Newman"). Edward Teller, el padre de la bomba H, fue también húngaro. Uno de los tipos más importantes para el desarrollo de la geometría no euclidiana, que fue luego la base de la Relatividad más complicada fue Bolyai, otro húngaro. Rubik, el del cubo, también húngaro... Es increíble la cantidad de genios que ha dado un país relativamente pequeño. :) Lo siento, no he podido reprimir el friki matemático que hay en mí.

12:19 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

Pues sin embargo, sus políticos SÍ son como los españoles.

¡Ha dicho el primer ministro que no dimite!!!!

Es reconfortante saber que no sólo nosotros tenemos a esa clase de dirigentes.

8:32 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Yo no tengo ninguna envidia a gente que se comporta de esa manera.

En Espana cuando creyeron que Acebes mentia, tambien se armo la que se armo. Lo creyeron porque aplicaron un criterio mezquino propio, el criterio de pensar que ellos, en semejante situacion tambien hubieran mentido.

El problema es que en Espana se arma mucho follon pero nada se prueba, nada se aclara, nada sale a la luz. Y la gente solo cree lo que le apetece creer, lo que concuerda con sus prejuicios.

4:46 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Lo que a mí me da envidia es que reaccionen, que les importe lo que se cuece en su país, sin embargo, al salir toda esa masa de radicales a la calle a hacer lo único que saben hacer, se ha deslegitimizado todas sus reinvindicaciones.

En España sólo jugamos al fútbol, animámos a nuestro equipo, y mientras éste gane, lo demás nos da igual.

Y por ahora los hinchas del PSOE están muy contentos.

10:15 p. m.  
Blogger Freman escribió...

No creáis: tuve alguna duda antes de darle al botón, porque ya decían que el incendio de la tele estatal era cosa de skin heads. Pero la acusación sonaba demasiado conocida. Al final, parece que sí, que la tele la incendiaron skins... pero la gente que se concentró frente al Parlamento es otra cosa. Hay cosas extrañas, como que los partidos de la oposición no hayan querido hacer pupa del gobierno, hasta ahora.

Me ha sorprendido, de todas maneras, que se cumpliese un patrón, respecto a los aliados de Hitler, que había mencionado en los comentarios de otra entrada: tenía la borrosa idea de que Hungría era cristiana ortodoxa... y no, son católicos. Rumanía sí es ortodoxa, y con Ion Antonescu se alineó con Hitler. Mi "tesis" es que, aunque efectivamente, cristianismo y fascismo a la alemana tienen poco en común ideológicamente (otra cosa es el fascismo a la italiana... y a la española), sí ocurrió que una mayoría de países católicos europeos se alinearon equivocadamente con Hitler pensando contener así la amenaza comunista. El efecto fue la amplificación de las ideas de una minoría.

¿Por qué estoy dando la guerra con esto? Porque no creo ni exacto ni justo tratar el fascismo como "fenómeno provocado por el ateísmo". Es cierto que de los nazis recordamos más las extravagancias neopaganas... pero su papel se ha exagerado desde el mismo fin de la 2GM. ¿Habéis leído un librillo llamado "El retorno de los brujos"? Es un libro bastante tonto, pero es una especie de clásico de la New Age (igual que los libros de Castaneda). "El Retorno...", escrito por dos franceses, es en gran parte responsable de la imagen que tenemos de los nazis como gente enloquecidamente entregada a ceremonias extravagantes, y para mí, el libro es parte del intento de lavar las culpas, en este caso concreto, de la Francia que se puso al lado de Hitler.

Por supuesto, sobre esto sólo estoy intentando hacerme una idea. Si tenéis cualquier dato u opinión, a favor o en contra de la "tesis", se agradecería...

12:20 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Es totalmente correcto, a pesar de las represiones nazis en Polonia contra los catolicos, quema de iglesias, ejecuciones de intelectuales y artistas, curiosamente arremetieron con los paises del este, pero tuvieron bastantes simpatias con la Europa del oeste.


Hitler se crio en un ambiente catolico, y hay mucho catolico que niega o resta las cifras del Holocausto buscando siempre la manera de disculpar o absolver al nazismo, muchos nazis lo eran y/o fueron ayudados por sacerdotes a escapar de los aliados.

Ademas el fascismo tiene una caracteristica muy curiosa, y es esa sensacion del fascista de estar cumpliendo una especie de plan de Arriba. Pero esto es una opinion personal, claro.



En cuanto a tu tesis, simplemente yo tampoco creo que la etica basada solamente en el temor de Ds sea una etica completa y altruista sino que a veces es una etica que pretende simplemente un pasaje hacia el cielo, como pensaba el tambien judio y ademas ateo Isaac Asimov.


La etica autentica no se basa en la compensacion que uno tendra despues de muerto, sino en el deseo del bien general. Cosa perfectamente posible en un ateo.

1:59 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Es totalmente correcto, a pesar de las represiones nazis en Polonia contra los catolicos, quema de iglesias, ejecuciones de intelectuales y artistas

Lo que pasó con Polonia es que para Hitler, un eslavo era un "ario degenerado". Según Paul Johnson, los planes contra los países eslavos eran más crueles que lo habitual. Además, siempre hubo y sigue habiendo pique entre polacos y alemanes... a pesar de que un buen número de alemanes "de toda la vida" tienen apellidos de clara procedencia eslava. Algo parecido ocurría en el imperio austrohúngaro, en el que los austriacos de etnia germana y religión católica veían con "preocupación" cualquier mínimo avance de las etnias no germanas dentro de las fronteras del imperio. Esa fue una de las razones por las que el Anschluss se aceptó con tanta tranquilidad.

En cuanto a tu tesis, simplemente yo tampoco creo que la etica basada solamente en el temor de Ds sea una etica completa y altruista sino que a veces es una...

Uff... imagínate a un crío de siete años que descubre el problema por medios propios y que se pone a preguntar a los mayores que tiene a mano. En ese sentido, la doctrina protestante sobre la gracia divina, si no se lleva a los extremos calvinistas, es un poco más humana... pero a la vez, es un "disolvente" de la creencia.

Yo creo que los principales preceptos morales los llevamos más o menos grabados en los circuitos impresos. Ni en mis momentos más "nietzcheanos", que los tuve, se me hubiese ocurrido, no ya salir y cargarme una vieja, sino que tampoco le hubiese retorcido el cuello a una gallina o una lagartija (los insectos son otra cosa).

4:35 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

He querido publicar algo como esto en mi sitio web y esto me dio una idea. Saludos.

8:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio