jueves, junio 01, 2006

Nigredo (parábola en tres actos)

Y la Muerte, la muy cabrona, que es de Izquierdas y muy amiga de los socialistas, de todos los puñeteros días que tiene el año solar, eligió precisamente la noche del Día de la Traición para llevarse a la popular folklórica. A la mañana siguiente, los medios de comunicación sólo tenían espacio para el funeral de la cantante, y no quedaba espacio para lamentarse por el asesinato de la Nación.

Desesperado, me enfrenté a aquel despreciable rostro plagado de arrugas. "Y tú, ¿cuándo?" - le pregunté con rabia indisimulada.

Le Mort
Y entonces vi la Luz, quizás por última vez:
¿Qué es la Muerte?, preguntas
mientras clavas tu mirada de bruja en mí.
¿Qué es la Muerte?, preguntas...
¡La Muerte eres tú!
Y la Esperanza siguió desangrándose en un vagón del tren. Y aquel mundo amable que creía conocer fue disolviéndose en un putrefacto líquido azul metálico, y callaron pájaros e insectos, y todo, incluso la Luz, terminó siendo inundado por las lóbregas y extrañas pompas de la destrucción y el Caos.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger rakras escribió...

Bueno, a ti no te hace falta visado,algo es algo. Ya sufrirán ellos, no creo que los moros los traten muy bien.

8:15 p. m.  
Blogger Freman escribió...

No te preocupes. Tras la nigredo, la transformación alquímica que convierte toda la materia en una pegajosa materia oscura, viene la fase de rubedo, y finalmente, la albedo, en que la materia torturada finalmente brilla como la luz.

8:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio