domingo, mayo 28, 2006

El Silencio

Sólo se puede guardar silencio, un silencio que es un grito hacia Dios: ¿Por qué, señor, permaneciste callado?, ¿cómo pudiste tolerar todo esto? (Benedicto XVI)
¿Qué sonido hace una Sonrisa que nadie ve?¿Quizás porque le estás hablando al viento? ¿Es tan difícil darse cuenta? ¿Cuesta tanto aceptarlo?
En el otro extremo del mundo, mientras tanto, un terrible terremoto asola a la muy islámica isla de Java (92% de musulmanes, sólo 1% de budistas), y aunque caen iglesias y madrasas, el hierático templo budista de Borobudur permanece en pie. ¿Quizás Allah, el Todopiojoso, así lo quiso? ¿O quizás, los constructores de esa gran alegoría cósmica que es Borobudur confiaban menos en la buena voluntad de un déspota celeste, y más en lo que podían lograr con sus manos y cabezas? Quizás, en la muy católica Baviera, los pocos justos que no fueron corrompidos por la Doble Serpiente, esperaron en vano que Dios resolviese lo que ellos habían tolerado y justificado.
En medio de la selva, oculto tras el follaje, la vieja estatua de Buda sonríe, pero nadie admite saber por qué.

7 Comments:

Blogger cunegunda escribió...

Esta mañana al leer el "reproche" de Benedicto XVI , me estremecí.Me causó muchísima impresión.Fue un reproche en toda regla.
En mi cole los curas siempre me enseñaron que los males de los hombres eran consecuencia de la libertad que Dios nos había dado.Que no se le podía culpar a Él.
Es la primera vez que oigo un reproche.
Bueno, la segunda.La primera vez lo leí en la biblia.Aquello de "señor por qué me has abandonado"
No deja de ser una señal de Fe. Sólo puedes reprochar algo a aquellos en quienes crees.
Y poder reprochar , no deja de ser un consuelo....una forma de eludir la responsabilidad.

5:27 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Estoy en un estado de cabreo tan constante que me perdí ese matiz. Tienes razón.

Aquello de "señor por qué me has abandonado"

Dice Richard Friedman, el autor de The Hidden Face of God, o viene a decir más o menos, que Jesús "cantaba". Dice que esas eran las palabras iniciales de un salmo, que empezó a recitarlo y no tuvo tiempo o fuerzas para más.

Aunque estas cosas no son comparables, a mí me conmovía más la fe de Wojtila. Aunque dijo que volvía a la casa del padre, tengo la impresión de que realmente lo que ansiaba era volver al regazo de la madre. Me cuesta menos comprenderlo... sinceramente.

6:54 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

NO sabia nada de eso, la verdad es que la gente esta cansada de coplas, y se hace preguntas.

Excelente post, como todos Freman.

Shalom

1:56 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Besos Cune!

1:58 a. m.  
Blogger Gandalf escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

6:57 p. m.  
Blogger Gandalf escribió...

(Perdón, edité la entrada para corregir alguna falta de escritura)

Y tenían razón, cunegunda. Yo, al menos, así lo creo. Buda lo sabe, por eso sonríe, él ya descubrió el terrible secreto, la existencia es sufrimiento y sólo el existente podrá poner fin a ese sufrimiento. El camino de Dios no se anda sino eligiéndolo, nadie puede ser empujado a él o el cosmos humano se deshará en cenizas y fracaso. Jesús empezaba un salmo de lamento y confianza, su propio canto fúnebre y esperanzado. Bendedicto XVI ha hecho algo parecido, la frase es parte de un salmo me lamento y confianza, de perseverancia en la esperanza, pese a todo.
O algo así.

6:59 p. m.  
Blogger David escribió...

Me gusta mucho leer sobre diversas cuestiones relacionadas con los países y acerca de las comunidades y sociedades. Tambien me gusta ejercitar distintos temas y por eso en este momento estoy haciendo ejercicios l'hopital

8:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio