domingo, mayo 21, 2006

Glastonbury

Esta es la letra "progresista" de un himno "progresista" (¡no se deje confundir por las palabras aisladas!):
And did those feet in ancient time
Walk upon England's mountains green?
And was the Holy Lamb of God
On England's pleasant pastures seen?
And did the Countenance Divine
Shine forth upon our clouded hills?
And was Jerusalem builded here
Among those dark Satanic mills?

Bring me my bow of burning gold!
Bring me my arrows of desire!
Bring me my spear! O clouds unfold!
Bring me my Chariot of Fire!
I will not cease from mental fight;
Nor shall my sword sleep in my hand
Till we have built Jerusalem
In England's green and pleasant land.
William Blake: santón protoprogreLa letra es de la primera década del siglo XIX. Aparece en el prefacio a Milton, un poema de William Blake. La música se escribió mucho después, a principios del siglo XX, por Hubert Parry. Se ejecutó por vez primera en una reunión de sufragistas, y fue rápidamente adoptada por el partido laborista. Es, a la misma vez, una canción patriótica inglesa y una canción socialista y ecolotonta. Contiene llamadas a la lucha a la vez que desbarra sobre los dark satanic mills... los "oscuros molinos satánicos" que en la época de Blake producían acero para luchar contra la amenaza napoleónica. Porque esa era la intención de Blake: denunciar el "imperialismo" británico y condenar por "antinaturales" los avances de la Revolución Industrial, que tan horribles parecían a este intrigante personaje. La figura de Blake resplandece en las mismas condiciones en que la letra de Jerusalem parece aceptable: sólo si bajamos mucho la luz y desenfocamos la imagen.

Imagino que sospechará que he traído a colación la letra de Jerusalem por otros motivos. Ha acertado; volvamos a leer:
And was the Holy Lamb of God
On England's pleasant pastures seen?
¿Qué pinta el Cordero del Señor en las nubladas colinas donde prosperan los oscuros molinos de Satán? ¿Qué región de Inglaterra es maltratada de este modo por el místico?

Se trata de Glastonbury, en el suroeste de Inglaterra, en cuya abadía presuntamente yacen los cuerpos de Arturo y Guinevere (me niego a llamar a la reina con la denominación genérica de una bebida espirituosa, y a su caballero y amante con un nombre castizo que rima con "zote"). No es, sin embargo, la leyenda artúrica en sí la que atrajo a Blake a Glastonbury. Una leyenda paralela relata que Jesús, y su tío (sic) José de Arimatea, visitaron Inglaterra durante los años de formación del futuro Salvador. Una variante cuenta también que, tras la muerte de Jesús, José de Arimatea huyó a Glastonbury.

Observe y compare las fechas: siglo XIX, transmisión de una leyenda medieval sobre presuntos acontecimientos acaecidos al inicio de la era cristiana. Una tercera variante de la leyenda nos habla de un Jesús que escapa a su captura por los romanos, y desembarca en Glastonbury junto a José de Arimatea... y María de Magdala. Y una cuarta versión, habla de una María de Magdala que, tras morir Jesús, desembarca en Inglaterra... con sus dos hijos y José de Arimatea, tío de los niños.

Lo más probable es que la leyenda artúrica y la historia de José de Arimatea sean ambas un invento tardomedieval. Probablemente tan falsas como las aventuras de Jesús en la India... que se encuentran en las tradiciones hindúes y budistas. Son leyendas, pero en todo caso, se trata de leyendas surgidas en la noche de los tiempos, no fantasías urdidas voluntariosamente por algún escritor sin escrúpulos de nuestro tiempo.

... sin embargo, eso es precisamente lo que han venido chillando casi histéricamente, durante este último mes, las "autoridades científicas" que han entrevistado la mayoría de las televisiones, para advertirnos que el "código Da Vinci" es una simple fantasía de un escritorzuelo, sin ninguna base histórica. Sinceramente, creo que toda la teoría conspiranoica sobre merovingios (¿recuerda el Merovingio de Matrix?) es una fantasía entre muchas... pero no ha salido del caletre del tal Don Brown. ¿Qué necesidad hay, entonces, de segar la hierba alrededor de la leyenda? He escogido la leyenda de Glastonbury como ejemplo de teoría conspiranoica histórica, pero existen más signos escondidos en las lugares menos esperados. ¿Por qué negarlos?

Seguiré desenterrando huesos...

Etiquetas: , ,

10 Comments:

Blogger Chesk escribió...

Ya veo que la falta de sentido común es algo que se da desde hace tiempos lejanos en el género humano.

Siempre estamos buscando otra verdad, otro resultado a lo que se nos ha dicho o hecho creer. Tal vez por la desconfianza en terceras personas, o quizás, porque nos gusta buscar otra explicación lógica a algo que a priori nos parece ilógico.

En fin, que María Magdalena pariese en Francia (Código Da Vinci) o se fuera a UK (según la teoría que acabas de explicar) me parece un despropósito inigualable.

Por cierto, he visto ya la película, a ver si me animo y os cuento en el blog qué me pareció xDDD.

Besotes.

2:57 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Está claro que es una tontería. Incluso si uno se olvida de la fiabilidad de las fuentes, está el siguiente hecho básico: según esa teoría, ¿quiénes serían los descendientes de Jesús? ¡Nada menos que los merovingios, los reyes holgazanes, que después de lo que pudo haber hecho Clodoveo, se dedicaron a abanicarse el plumaje. Fueron la gente más inútiles del planeta (bueno, ahora me viene a la mente otros que le hacen buena competencia).

Mi propósito no es demostrar que sea algo creíble (por favor, atadme y metedme en un psiquiátrico si un día salgo por peteneras), sino que:

1- Dan Brown no es el primero que suelta algo de este estilo.
2- Ni siquiera ha sido el más influyente.
3- La gente se inventa cosas que, mientras más inverosímiles, más llaman la atención, y más se popularizan, paradójicamente.

Ahora mismo tengo aquí los libros de la National Geographic sobre lo del evangelio de Judas. Son libros "serios": lo cuenta desde una perspectiva histórica, que es lo suyo. En plan: "bueno, esto es lo que hubo". ¿Recuerdas todos los "gnósticos" que pasaron por GR? Me gustaría tenerlos a mano y contarles lo que he aprendido: por ejemplo, la mayoría de los gnósticos dividían a la Humanidad en dos grupos. Unos tendrían dentro la chispa divina, por descender de Seth, y los otros no. Los primeros se salvarían. Los segundos eran una subraza. Si les hubiesen dado cancha, el fascismo se hubiera quedado pequeñito.

Yo no llegué a leerme el libro de Brown, ni creo que lo haga. Antes de que este señor soñase con escribir un libro, ya estaban circulando los libros de Baigent y el otro... y ya me los había leído y encontrado los fallos. ¿Blasfemias? Si ese "delito" existiese, el primero a ser condenado sería, por ejemplo, Robert Graves, el de "Yo, Claudio", porque su novela "King Jesus" es aún más fuerte... y sobre todo, está mejor escrita. Y no por ello es más creíble.

De todos modos, es bueno conocer estas cosas. Cuando yo tenía 16-18 años, encontraba referencias a todos estos asuntos sin que nadie hablase directamente sobre ellos (en libros, por supuesto). La impresión que tenía es que había algún tipo de secreto que sólo unos pocos conocían. La "aventura" intelectual de zamparse todos los libros y comprender las relaciones, motivos y parentezcos entre todas estas cosas no es fácil de llevar a buen término, pero si dejas una piedra sin explorar, nunca tienes la seguridad de haber hecho todo lo que podías hacer para averiguar la verdad. Escribiendo sobre estas cosas, quizás le ahorre tiempo a quien quiera repetir ese camino.

:) En menos palabras: que me planteo este blog como una guía del viajero.

4:51 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Que alguien se vaya a parir a Francia, es mas creible que que alguien pueda parir un hijo de una concepcion Divina, y pueda ser posteriormente asesinado por hombres.

Se acepta como verdad lo imposible, y luego sobre lo imposible e inaceptable se escribe otra mentira, y entonces cunde el panico.

Que cosas...

6:01 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) Sin que siente precedente, eso es aceptable si partes de que "ése", precisamente, era el propósito. A mí, por el contrario, lo que me llamaba la atención de crío era el mecanismo tan extraño e indirecto que había ideado Dios para resolver lo del pecado original. Tienes que convertir al segundo al mando en carne y dejarlo que sufra para que los pecados queden redimidos... en parte, sólo en parte. Si a mí me prometiesen hacerme Omnipotente, pero con la condición de que, cada vez que alguien se me rebele, tengo que cortarme un dedo como compensación, casi seguramente que pasaría del cargo.

Y lo que siempre me rompí la cabeza intentando comprender es la Trinidad. Pero no hablo ya solamente de comprensión "interna", siguiendo las reglas del juego, sino de comprensión "externa". ¿Por qué aquellos santos varones se inventaron algo tan extraño si lo más que se encuentra en el Nuevo Testamento son textos extremadamente ambiguos que no necesariamente apuntan a la existencia de una Trinidad. ¿Imitación de otras trinidades, especialmente la egipcia? ¿Mecanismo para distinguir entre "los míos" y "los otros"? Claro, cuando tropecé con Jung y sus teorías sobre arquetipos, creí haber dado con la respuesta.

Lo de los gnósticos, a pesar de ser muchísimo más extravagante, es comprensible: es Platonismo casi en estado puro. Y el Platonismo, a su vez, es una versión degradada y casi irreconocible de un corpus de conocimiento estelar que dataría de la época de los sumerios. Hay cosas que todavía se identifican en la versión gnóstica.

¿Sabes, por ejemplo, por qué había que darle instrucciones muy precisas a la peña para que supieran dirigirse al Paraíso cuando la palmaran? ¡Aaaah! El problema es que el tal Paraíso es, evidentemente, la Vía Lactea: ¡es una acumulación de estrellas, id est, almas! Pero algún cabrón se puso a jugar con lo que no debía (como el griego Faetón) y torció la esfera celeste. Antes, Zodiaco, Vía Lactea y ecuador celeste coincidían (lo que no es cierto científicamente). Faetón, cuando la lío con el carro de Helios, su padre, descacharró todo el dispositivo celestial, y ahora las almas una vez muertas sólo tienen dos momentos en todo el año en el que pueden entrar al Mundo Superior: en los momentos en que el Sol atraviesa aparentemente los puntos donde se cruza el Zodiaco con la Galaxia. Uno de ellos está en la constelación de Escorpión, y el otro, por simple lógica, debe estar todavía en Tauro.

Quizás me haga tatuar las instrucciones en la palma de la mano o en el antebrazo. Quién sabe si al final no me harán falta...

6:55 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Una guía del viajero...buen motivo para iniciar un blog, pero deberás tener en cuenta , Freman, que no todo el mundo quiere escuchar, o tiene la capacidad para ello.

Ayer, en la comida, intentaron explicarme el misterio de la Santísima Trinidad, bueno explicarme, tanto como explicarme, no, pero sí contarme el por qué no era una locura según no sé qué autor. Por desgracia, en el restaurante subieron el volumen de la televisión y me quedé a mitad de la explicación. A ver si hay suerte, y hoy me la cuentan.

No obstante, siempre creo que el miedo del hombre a morir y ser sólo y únicamente comido por los gusanos y materia orgánica en descomposición con olor nauseabundo, le ha hecho creer en teorías, dioses y falsos profetas.

Y no hablo del cristianismo.

Cruz, ejem...

¿De verdad crees que es difícil que un humano , venga de donde venga, proceda de Dios o del suburbio más cercano, no pueda ser asesinado por los hombres?

El mal está en nosotros mismos, lo albergamos. Algunos lo desarrollan hasta límites insospechados, lo saborean, se justifican en él, y otros consiguen minimizarlo.

La maldad, la crueldad, y el satisfacerse con los males ajenos es algo intrínseco a nuestros compañeros de especie, sólo es cuestión de cuando vemos a alguien así...salir por patas antes de que nos apuñalen o crucifiquen como a Jesús.

Un abrazo a los dos.

10:21 a. m.  
Blogger cunegunda escribió...

Pues yo estoy con Cruzcampo, me parece que es más creíble la historia de Dan Brown que la que me han contado toda la vida.

Sin duda para alguien no condicionado culturalmente (por desgracia no es mi caso)debe resultar más fácil creer que Jesús se casó,amó a su mujer,compartió con ella su "misión" y tuvo descendencia......que creer que pasó por aquí sin poner la pica en flandes,resucitó y se fue al cielo y ahora está sentado a la derecha del padre, que en realidad es él mismo porque son tres en uno.

Ya puestos en creer en historias de ficción,me parece bastante lógico que la gente se ponga a inventar la suya propia.

A la Iglesia le molesta ahora que les hayan robado el argumento principal y lo hayan mejorado haciéndolo más humano.

Yo no me creo el libro, por supuesto,pero la historia me parece muy bonita.

Por cierto, he visto la peli, y le pasa como al libro,es decir, no es una buena peli, pero entretiene.Pasé un buen rato.

Saludos

1:04 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

que creer que pasó por aquí sin poner la pica en flandes

Oye Cunegunda, tal vez es que yo no fuera muy buena en catequesis, pero, ¿dónde se dice en la Biblia que Jesús NO tuvo ningún tipo de relación?

¿Dónde pone que su madre llegara Virgen a la muerte?

Hay cosas que si te das cuenta la Biblia (y no la Iglesia), ni afirma ni desmiente.

Pero ya que has visto la película, ten en cuenta que lo que afirma, no es que se casara y tuviera nenes, es que no fue Hijo de Dios, sino un simple hombre. Y lo repiten hasta la saciedad.

A la Iglesia le molesta ahora que les hayan robado el argumento principal y lo hayan mejorado haciéndolo más humano.

Sí, claro, y ha restituido la inquisión para la quema de herejes. Por cierto, en nombre de la siempre tolerancia de la cultura occidental, si esta película hubiese tenido otro protagonista de otra religión monoteista, no quiero saber qué hubiese ocurrido.

1:28 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Ayer me puse dale que te pego con el "evangelio" de Judas y la Biblia, y aunque esto se sabe desde hace tiempo, mirad que curioso:

- En San Mateo, Judas se ahorca después de entregar a Jesús. Los sacerdotes luego compran un terreno con las 30 monedas (que Judas les ha devuelto antes), que se llama Campo del Alfarero y que, por causa de esta historia pasa a llamarse Campo de Sangre, para enterrar a los extranjeros.

- Los otros tres evangelios no cuentan nada sobre lo que le pasa a Judas.

- Es Lucas quien, en Los Hechos de los Apóstoles, cuenta otra historia sobre el final de Judas: iba éste caminando cuando se cayó "de cabeza" sobre un campo que había comprado, y se reventó y se le desparramaron las tripas. Lo curioso es que Lucas pone estas palabras en boca de Pedro, contándoselas a los restantes apóstoles en reunión para nombrar un sustituto. Digo que es curioso porque, ¿a qué viene contar la historia que ya debían conocer? Para remate, Pedro dice a continuación: "la cosa fue tan notoria que empezaron a llamar al campo...". El tiempo verbal da un giro radical. Claro, puede ser mala técnica de escritura de Lucas, que en definitiva era médico, no escritor.

Sin moverme mucho cronológicamente:

1- Mateo y Marcos cuentan que a un esbirro "alguien" le corta una oreja. Jesús regaña al samurai en San Mateo. En Marcos, la bronca va contra quienes le aprehenden, porque han ido a buscarlo como si fuese un ladrón o un asesino, y lo han tenido a mano todo el resto del tiempo (Rubalcabra debe ser una reencarnación de Poncio Pilatos). En Marcos, además, hay un episodio un poco chusco: dice que había un "joven desnudo envuelto en una sábana" que siguió andando tras Jesús tras su detención, cuando el resto de los discípulos habían salido por patas. De repente, intentan pillarlo y el colega se deja la sábana y sale corriendo en bolas.
2- En Lucas, le cortan la oreja al mozo, Jesús no regaña (en Mateo, el regaño a los propios es bastante fuerte), pero le toca la oreja al criado y se la sana. Y luego repite lo que pone Marcos para regañar a los que le apresan.
3- San Juan, como siempre, es el "mostro": es el apóstol más antijudío, y a la vez, el más contaminado de Platonismo. Esta vez, es Jesús el que se pone delante de los esbirros: "¿me buscáis?", y los otros montan el desparrame. Se caen, retroceden, no pueden acercarse. Sólo cuando Judas le da el beso, los otros pueden apresarlo. Entonces Simón Pedro (¡qué aquí no es un "vociferante" anónimo!) le corta la oreja al criado... ¡que ahora tiene nombre: se llama Malco! (debe ser un primo cantonés de Marco). Esta vez, Malquito se jode y se queda sin oreja. San Juan es así de chulo.

2:00 p. m.  
Blogger cunegunda escribió...

Bueno Chesk, yo tampoco presté demasiada atención a la catequesis.
Pero si Jesús tuvo hermanos y novias e hijos...pues quizás deberían hablar de ello ,porque eso vende mucho, y a la Iglesia un poco de marketing no le venía mal.

El hecho de que presenten a Jesús como simple hombre creo que es una de las cosas que más enganchan de la historia.A mi me resulta atractiva la cosa, y además es que yo siempre he pensado en él como hombre.Lo de la santísima trinidad nunca lo he comprendido.Me resulta una ficción demasiado fuerte para creerla, incluso yo que soy una crédula.

En cuanto a lo de lo Inquisición,no es que la hayan restituído , es que la Iglesia nunca ha dejado de ser inquisitiva.Fíjate en la que han montado por el libro, sin ir más lejos.
Claro que hace mucho tiempo que se han civilizado y ya no queman a nadie.
Y estoy de acuerdo contigo en que si en vez de meterse con Jesús se meten con Mahoma, que me imagino que estabas pensando en eso,se armaría la marabunta.No me quiero imaginar lo que podría llegar a pasar.

2:30 p. m.  
Blogger Freman escribió...

En cualquier caso, estas son "anécdotas". He mencionado las discrepancias de San Juan porque es precisamente de los escritos de San Juan de donde se saca la poca evidencia a favor de una Trinidad ("... y el Verbo era Dios").

Uno se acostumbrado a un corpus de ideas y deja de percibir lo extrañas que son. La crucifixión toma casi por sorpresa a los propios apóstoles. El cristianismo primitivo se basa entonces en una inminente segunda venida... que nunca llega. Pero se convierte, en cambio, en religión de estado, o más bien, de Imperio, y hasta cierto punto se podría pensar que es una señal de "éxito": aunque "mi Reino no es parte de este mundo", podría pensarse que este mundo es una buena antesala. Pero cae Roma. La Iglesia va recuperando fragmentos de poder, a pesar del retroceso constante, primero frente a los muslimes y luego frente a mongoles y turcos. Pero el final de la Edad Media transcurre entre cismas y divisiones (y una epidemia que por muy poco no acaba con la vida en Europa). El Renacimiento no es mucho mejor: bajo acusaciones de corrupción generalizada, se produce el cisma decisivo. Y por necesidad o por coincidencia, los países que permanecen fieles a Roma son los que se llevan la peor parte en la historia que sigue:

Llegaron los sarracenos
y nos molieron a palos
porque Dios ayuda a los malos
cuando son más que los buenos.


La única aventura cristiana verdaderamente exitosa fue la Reconquista. ¿Qué nos queda? ¿La vaga promesa de una vida inverificable después de morir? Yo quisiera dejarles a los míos algo más concreto. Si no es una vida eterna exactamente, al menos que sea una vida larga, productiva y libre de dolores y temores imaginarios. Y ya después, si así lo desean, que crean en Blancanieves o en el Oso Yogui.

2:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio