miércoles, mayo 17, 2006

Literatura

Son las tantas de la madrugada, y se ha quedado la tele encendida al terminar el Diario de la Noche de Sandra Barneda. Bueno, sí, y de Yanke.

Si dejas encendida la tele después del telediario, lo más probable es que te tropieces con el programa de Dragó. Se ha traído cuatro secuaces, los ha repartidos en abanico y ahora mismo disertan sabiamente sobre un libro escrito por uno de ellos. Intentan mostrarse audaces y profundos. Eso es lo malo de verse en una situación de ese tipo. Cuando te ves obligado a ser profundo, terminas mintiendo.

Lo que me ha hecho escribir esto ha sido una intentona colectiva para definir qué es "literatura". Estoy de muy mala leche por estar despierto a estas horas, y naturalmente, todas las definiciones me han parecido estúpidas. Más que estúpidas, amaneradas, y por lo tanto, artificiales. Hay un tipo vestido de blanco, con perilla, sombrero blanco (bajo techo) y tirantes. Probablemente ni siquiera sea maricón, y sólo intente imitar a algún escritor famoso al que, accidentalmente, le gustasen las cosquillas en el pluscuamperfecto. Hay que joderse...

¿Qué es la literatura? Es lo que consigue la persona que se sienta a crear una nueva religión. Una obra literaria es una escritura sagrada que nadie llegó a tomarse en serio. Por eso ha habido tanto borracho y opiómano entre los buenos escritores. Tolstoi (no hay dos Tolstoi porque el segundo fue una cucaracha) hablaba sobre Dios como quien narra las hazañas de su hermano menor. Nadie en esta España moderna lo intenta, siquiera. Cuando no falta sabiduría, simplemente no hay cojones.

Cuando tenga la edad necesaria, intentaré escribir el nuevo libro de Job. Me tendréis que perdonar si no lo consigo, pero al menos lo habré intentado.

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger cruzcampo escribió...

Con la definicion de arte pasa otro tanto. Una vez en un pub llamado Golden Hind, que me gustaba por aquello de penetrar en los dominios de Drake, nos liamos una vez a definir arte, y si no acabe a tortas con la gente fue porque para entonces ya estaba borracho.

Literatura para mi es comunicar de una forma estetica, eso que decias de rascarse el cerebro, pues mira, rascarse el area cerebral donde recala la comprension de los mensajes, podria ser.

Y no todo el mundo sabe rascarlo. Y no todo el mundo se siente rascado con lo mismo.

Te diria lo que a mi me parece literatura con un ejemplo, pero me da un poco de corte.

Te doy una pista?
Que crees que hago aqui a estas horas?

Se puede leer cualquier mierda a estas horas?

Y fijate que digo, leer, porque escribir, se puede escribir mierda a cualquier hora.

5:30 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

El programa de Dragó ha dado que hablar a Prev y a ti, ¿eh?

Buscamos definiciones para todo en esta vida, intentamos clasificar las cosas, o tal vez ordenarlas mentalmente, y muchas veces, de ahí vienen nuestros cacaos e incluso tropiezos.

¿Qué es literatura? Seguramente si hiciese la definición de ello me diríais eso de ¡qué aguafiestas , Chesk! pero creo que a veces las cosas definiéndolas las hacemos más complejas.

10:23 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Si, es verdad, el ejemplo mas recurrente es la gente que se empenia en definir el amor, por ejemplo, lo que no se es si asi lo hace mas complejo o mas frustrante.

Y nos has dejado con la mosca en lo de la literatura.

5:26 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Chesk, un día tendrás que contarme porque no te cae bien Tolkien. A mí tampoco, la verdad, pero la explicación es larga.

Sobre lo del programa: si Prevost no vio lo que yo creí ver, me entran dudas sobre mi propio cabreo. La verdad es que, desmontando mi mensaje, aparecen cosas curiosas. Por ejemplo, mira como no me meto con Tamarón, al que, por el contrario, Prevost alaba en su nota. Tampoco cargo contra Dragó. En realidad, había una frase que borré, en la que contrastaba el atuendo del de los tirantes con la "sencilla camiseta negra" de Dragó. Pero me sonó a elogio "proletario" y me la cargué. Y lo principal: mirad la retorcida explicación inicial de por qué estaba viendo el programa de Dragó. Ahí está lo interesante: el post está basado, en realidad, en mis recuerdos de otro post del propio Prevost, en el que también confesaba ver el programa. No recuerdo de qué iba el resto de ese post, o mejor: no lo recordaba en el momento de escribir mi variante.

Por supuesto, mi motivo principal era colar de rondón mi propia definición de Literatura, y el halo de "justa indignación" sólo pretendía hacerla creíble.

Es bueno examinar los motivos propios de vez en cuando :)

9:32 a. m.  
Blogger Prevost escribió...

Siento no haber comentado antes.

Hombre, es que Tamarón entró al programa antes que los cuatro que describes, y su charla no versó sobre lo que el resto, esto la hizo muy amena.

Eso sí, yo soy parcial, porque ya os he dicho que me encanta Tamarón. :-)

--

La charla sobre lo qué es la Literatura. Pienso que debe exisitir
estos debates, porque si no, se pudre (más aún) el pensamiento. Otra cosa es que yo parto de la base, de que un escritor hablando sobre el trabajo de otro escritor, a veces puede ser, ¿cómo decirlo? no lo digo. Es lo que no dije en mi post...

11:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio