viernes, agosto 31, 2007

Tía Rufina de Bombay

Aunt Rufina of BombayTía Rufina de Bombay creía en la existencia de un gran conejo verde de lunares rojos. Al menos, eso iba contándole a quienes le preguntaban y a quienes no.

El conejo de Rufina

Según la excéntrica tía, este conejo era la repera. Había creado el Universo y parte de Andorra un buen día en el que se sentía solito. No sólo era un conejo parlante, sino que poseía poderes telepáticos, algo de lo que la tía daba fe, sino que estaba en todas partes, y a todas horas te estaba mirando. Creo que, de ser cierto todo lo que decía Rufina, debía aburrirse bastante el animalito como para interesarse en lo que yo hago en cada momento del día. Un conejo con tales superpoderes debería ocuparse de cosas más interesantes, como mantener a raya los rayos cósmicos o eliminar el hambre del mundo... digo yo...
... pero en eso del hambre del mundo, el Conejo (mayúsculas de Respeto) se mostraba sorprendentemente débil, hasta el punto de requerir la colaboración de la enclenque y enfermiza tía Rufina. Un buen día, el Conejo se apareció a la tía. En realidad, fue el Hijo del Conejo, idéntico en todo sentido a su Padre, quien hizo acto de presencia disfrazado de Elvis Presley. Según Rufina, sostuvieron este diálogo telepático:
[Conejo:] ¡Rufiiiinaaaaa! ¡Vete a Bombay y recluta conejitas para el Mendaaaaaa!
[Rufina:] ¡Ave María Purísima! ¡Es el mismísimo Conejo! ¡Oh, Coneeeeejo! ¿Por qué no envías a otra? Bombay está donde Cristo dio las tres voces y hay huelga de basureros.
[Conejo:] ¿Mi conejita favorita se niega? Eras mi honey bunny... ¿es que ahora te gustan más los peluches de mapaches?
[Rufina:] Oh, Conejo, mi Conejito... perdona mi tontería. Ya sé que, a pesar de ser todo amor, me puedes enviar al Infierno por desobedecerte... ¿es que no he dado suficientes muestras de mi cariño por mi Conejito?
[Conejo:] ¡Pero es que yo quiero conejitas hindúes, tontita, que repartan zanahorias a los pobres para facilitarles el tránsito intestinal! Y ahora, a little less conversation and a little more action!
... y todos sabemos lo que ocurrió a continuación: la conejita se las apañó para que la historia llegase a oídos del Vicario del Conejo, una santa persona experta en detectar una mentira a la legua, pues él mismo las fabricaba en cantidades industriales. El Vicario, que a veces tenía intervalos de lucidez, estuvo a punto de mandar a Rufina a la mierda y confesarle que el Conejo no existía. Pero se lo pensó dos veces: si reconocía lo del animalito, se le vendría abajo el negocio. De modo que suspiró, dio orden de sacar un billete de avión de sólo ida y murmuró alea jacta est o algo parecido.

La Negra Noche de la Zanahoria

El Conejo que es Todo AmorPara quien crea sinceramente en el Conejo, la extraña historia contada por Rufina puede resultarle creíble. También lo es para mí. Al fin y al cabo, Mahoma decía que hablaba con el ángel Gabriel y que fue volando a Jerusalén sobre el lomo de un burro con alas. Alejandro Magno sostenía que su padre no era el viejo Filipo, sino el dios Amón, de cabeza de carnero: una forma alambicada de confesar públicamente que era un hijo de puta. ¿Por qué no iba a aceptar que Rufina creía hablar con un conejo imaginario?
De hecho, las alucinaciones auditivas son un síntoma sobradamente conocido de varias enfermedades mentales, en especial, de la esquizofrenia. Cito algunos síntomas de esta enfermedad que aparecen en la página de divulgación de El Mundo:
  • Ideas delirantes: la persona cree firmemente en algo que no existe o no ocurre en la realidad. Pueden pensar que tienen capacidades especiales y una misión especial encargada por seres de otros planetas...
  • Alucinaciones: son percepciones sensoriales imaginarias. Pueden escuchar voces que consideran reales y conversar con ellas. En otras ocasiones ven cosas o personas que les dan órdenes, aunque esto es menos frecuente.
Si el Conejo creó todo, muy terrestre no debe ser. ¿Puede decirse que se trata de un conejo de otro planeta? Me temo que en El Mundo han sido un poco tímidos al enumerar la variedad de amigos imaginarios de los esquizofrénicos. Pero después de lo de Dinamarca y lo de Ratisbona, se ha puesto de moda lo de ser prudentes...
Por todo esto, me ha sorprendido saber que la señorita reconocía en privado su incapacidad para ver u oír al Conejo. Con sus propias palabras:
"El Conejo siente un amor muy especial hacia ti, pero para mí, el silencio y el vacío son tan grandes que miro y no veo, escucho pero no oigo. Mi lengua se mueve pero no hablo... quiero que susurres por mí en Sus Grandes Orejotas... etcétera ... etcétera..."
Pues vaya...
Fluffy, el Conejo de UltratumbaNo obstante, los amigos del Conejo son inasequibles al desaliento. Han propalado la curiosa teoría de que el proceder de la Beata Rufina de Bombay es digno de elogío: no tenía ni la más mínima prueba de la existencia del animalito, pero dedicó cincuenta años a convencer a los demás de que, no sólo existía el bicharraco, ¡sino también que ella conversaba todos los días con el animalito a la hora del té!
No es sólo eso: me parece conmovedor que un adulto conserve un amigo imaginario, aunque se trate de un conejito amoroso. Otra cosa muy diferente es que el adulto pretenda que todos los demás vayamos por la vida intentando no enfadar al Conejo... ¡y los sentimientos religiosos del propio adulto alucinado! ¿Te estás muriendo de un infarto? La ambulancia que te lleva al hospital no puede ir a toda pastilla: saltitos cortos, no muy largos, que también es pecado ir más rápido que el Conejo. ¿Que te duele el pecho? ¡Jódete! El Hijo del Conejo, que es idéntico al Conejo, lo pasó peor cuando lo convirtieron en fricasé. Hay que sufrir por el Conejo. ¿Anestesia? ¡Pero qué te has creído! El dolor es bueno, y si te mata, para eso existe la vida de ultratumba.

El Síndrome de Rufina

"How come God gets credit whenever something good happens?
Where was he when her heart stopped?"
House M.D., Human Error
No soy psiquiatra, pero no es difícil adivinar lo que pudo haberle sucedido a la tía Rufina. Se me ocurren varias posibilidades:
  1. La más prosaica: la tía Rufina mintió inicialmente, cuando decía conversar con el Conejo. Motivos, se me ocurren unos cuantos. Siguiendo con la hipótesis más prosaica, Rufina buscaba la fama. Es cierto que es una forma retorcida y masoquista de fama, pero casos peores conozco.
  2. La huída hacia delante: Rufina mintió inicialmente, pero lo hizo pensando que, si todo le salía bien, el Sagrado Conejo bajaría de su nube de algodón y se la llevaría volando a saltitos hasta Conexonia, el planeta madre de los lagomorfos espaciales. Más tarde, al ver que los años pasaban y que el Conejo no se materializaba, la mujer sintió primero angustia, y luego decepción.
  3. La hipótesis clínica: Rufina no mentía, sino que creía sinceramente que conversaba con Fluffy, igual que el Pútrido Profeta Pedófilo conversaba con Gabriel y con el Asno Alado de Shrek. Pero entonces, al cambiar de aires, las alucinaciones desaparecieron... y llegó la depresión: Rufina de Bombay se hundió en la Negra Noche de la Zanahoria. Lo que no te mata no te hace más fuerte, como pretendía Nietzche, sino más tonto.
  4. Rufina no mentía: el Conejo existe, y tiene cierta querencia por este tipo de personajes desquiciados, pues sólo ellos le oyen murmurar sus cosas. En concordancia con el carácter del Conejo, éste dejó enseguida de hablar con su conejita. Este es el caso del que hablaba Marco Aurelio: Fluffy es un animalito cruel, y es mejor no hacerle mucho caso. Logró que la Rufina abriese quinientas casas de conejitas en el mundo entero, algo que parece que no era capaz de hacer por sí mismo, a pesar de sus superpoderes. ¿Para qué darle las gracias a la vieja arrugada?
Rufina: un caso para Gregory HousePersonalmente, me inclino por la tercera hipótesis, seguida a cierta distancia por la segunda: Tía Rufina de Bombay sería un caso para el doctor House. Un aneurisma o algo así de chungo le bloqueaba el riego del chip que determina el sentido de la realidad. Al comenzar su trabajo de campo, la maquinaria cerebral se reorganizó, o se disolvió un coágulo... o yo qué sé... y ¡pumba!, aunt Rufina was back into reality. ¡Qué triste mundo sin peluditos amigos imaginarios!
Habría qué comprobar también las muestras que Negraparte (aka Dr. Eric Foreman) y Allison traerían del apartamento de la tía. Quizás el incienso made in India que la señorita quemaba en honor del Conejo estaba contaminado con canabinoides. O quizás era cosa del agua, que por esas latitudes nunca ha bajado muy limpia. Un cambio de aires y de aguas, y se convierte en una conejita nueva, más sensata e inmune a los susurros del Todopoderoso Peluchín. Es una pena que por entonces no existiese el Prozac...
En fin... que me callo un rato. Ardo en deseos de leer los indignados comentarios del Club de Fans de Fluffy.

Etiquetas: , ,

30 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

Me suena de algo esta Rufina. Si se planteó esos dilemas y no encontró la respuesta, vaya cabronada no disponer más que de una sola vida y encima hipotecada desde que se nace.

¡¡¡¡¡¡¡¡A ver los fans de Fluffy!!!!!!! oñe que no se defienden. No puede quedar así sin respuesta una afrenta al Conejito Invisible.

Modera el ritmo de tu vida ¡oh! Martillo, para que tus enemigos nunca descubran la cadencia de tus pasos, ni la energía que lleve tu golpe. (San Nircisio de Tracia. Libro II, carta I. Epístolas a un fanático irredento. Martillo de infieles, martillo de herejes, martillo de mentes)

11:49 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Modera el ritmo de tu vida ¡oh! Martillo, para que tus enemigos nunca descubran la cadencia de tus pasos, ni la energía que lleve tu golpe.

:) Pues es curioso, porque ha sido precisamente la cadencia de la respiración la que ha delatado al otro Anónimo. En el kárate, el combatiente inspira mientras prepara el golpe, y espira al descargarlo. Si escuchas la respiración de tu adversario, puedes adivinar cuándo va a intentar golpearte. Por desgracia, mucha gente es incapaz de oír su propio resuello. Por desgracia para ellos, quiero decir...

vaya cabronada no disponer más que de una sola vida y encima hipotecada desde que se nace.

Uff... podría ser peor. Imagina que la Beata llega a la Madriguera y se encuentra con un Conejo gordo acuclillado, que la saluda diciendo aquello de om mani padme...

1:28 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

Uff... podría ser peor. Imagina que la Beata llega a la Madriguera y se encuentra con un Conejo gordo acuclillado, que la saluda diciendo aquello de om mani padme...

Peor aún hubiera sido que se hubiera encontrado al personaje ese de Jabba el Hut.

Lo de la Beata va a ser pozo sin fondo porque cuestionarse quién le inspiraba y para que todo lo que sacrificaba los últimos debe 50 años de una vida ¡son muchos años! joder si es casi toda una vida. ¡Anda que no han sacado partido de la Rufina mediática desde la Roca (de San Pedro)!

No hay místico sin duda interna ni ateo descreido por completo (San Nircisio de Tracia. Libro II, carta I. Epístolas a un fanático irredento. Martillo de infieles, martillo de herejes, martillo de mentes)

10:38 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Lo de la Beata va a ser pozo sin fondo porque [...]

Para eso está el wishful thinking y el autoengaño. Ya todos dicen que el comportamiento de la señora fue, no sólo impecable, sino digno de imitación.

Eso es lo que hace de las ideologías (ideología religiosa, en este caso) el monstruo que son: que tienden a generar un "ejemplar canónico" (en el sentido matemático). Pepe, por poner un ejemplo, es un tipo razonable de derechas y liberal. Todo va bien... hasta el momento en que se plantea que necesita un "héroe". Si no lo encuentra, se lo inventa, o más bien, siempre se lo inventa, aunque parta de una persona real.

El problema es que, durante esa invención, debe diferenciar lo suficiente los rasgos del modelo para que no se confunda con las restantes ofertas del mercado. Si Pepe es liberal, puede que termine inventando un héroe que crea en jueces y militares "privados". Si Pepe hubiese sido de centroizquierdas, probablemente habría terminado con una versión descafeinada de un Che Guevara "idealista", enemistado con un Castro extremista.

Luego vienen los intercambios de cromos. Pepe compara su monstruito con el de gente a la que considera cercana ideológicamente, y pule un poco sus rasgos en aras de la sensación de "pertenecer" a algo.

Eso no quiere decir que Pepe se haya "ideologizado": para "ideologizarse" hay que carecer de cerebro, desde el primer momento. Simplemente que, en las noches de luna llena, Pepe se revuelve inquieto en su cama, y se pregunta si no debería parecerse más al monstruo que él mismo ha creado. Y sin saber por qué, la culpa le invade y estropea el sabor de sus alimentos.

Con la religión ocurre lo mismo, excepto que todo parece más natural.

No hay místico sin duda interna ni ateo descreido por completo

:) Muy cierto. Yo soy ciberspinozista panenteísta de los días impares (que si te fijas, son siempre más que los días pares, pues la mía es una religión optimista). Pero es tan largo de deletrear y tan complicado de explicar que prefiero decir que soy ateo.

3:32 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Me parece que me es familiar este anonimo.

3:47 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) me too

3:54 p. m.  
Blogger terov3814 escribió...

Seguro que sí.

En cuanto resuelva un puñetero problema con las cuentas estas de google, se acaba el anónimo :-)

4:53 p. m.  
Blogger Freman escribió...

No te preocupes: para eso he vuelto a permitir la opción. Me quejaba del otro.

4:57 p. m.  
Blogger Kinn... escribió...

Problema resuelto.

Como San Nircisio, que podía decir (si quería) ¡Yo soy Nircisio! inspirado en Espartaco que también era tracio, yo ahora digo. ¡Yo soy Kinneret! Años de infancia y primera juventud sometido al dominio de la enseñanza religiosa, que sin duda ayudó a conformar mi pensamiento y el carácter, sin etiquetas de bueno o malo.

Como no trago con la intransigencia en nombre de la fe, y como ya no se trata de no abrir fisuras en la lucha contra el infame presidente, rompo la autocensura de no atacar a los defensores de una u otra religión y como no aparecen islámicos, el premio se lo llevan los "papaboys". ¡Ojo! no todo es negativo en la IC ni en el Solio Pontificio, todo en su momento.

No abarques en tus proyectos, aquellos imposibles de conseguir, por las limitaciones humanas, o se te escaparán como la fina arena lo hace por medio del cedazo (San Nircisio de Tracia. Libro IV, carta III. Epístolas correctivas a un fanático irredento. Martillo de infieles, martillo de herejes, martillo de mentes).

7:02 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Leñe...si al final todo queda en casa.

11:47 p. m.  
Blogger Freman escribió...

¡Yo soy Kinneret!

:) Vaya... me equivoque adivinando, pero me alegro más de verte por aquí. Bienvenido al Lado Extraño de la Luna.

ayudó a conformar mi pensamiento y el carácter, sin etiquetas de bueno o malo

Libertad, lo llaman, y es una cuerda floja. Confieso que muchas veces me caigo y golpeo a alguien (cuando uno es injusto también sufren los demás). Pero no hay otra vía honorable que no sea aprender a andar por la vía estrecha.

1:10 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Leñe...si al final todo queda en casa.

¡Cheska!

(el gorila se pone de pie y ejecuta la danza guerrera de bienvenida) (menos mal que la webcam está apagada)

1:12 p. m.  
Blogger Kinn... escribió...

A saber con quién me habíais asociado... pero no pregunto, hay que ser discreto..... [] (Pausa valorativa).

Como se cumplen diez años ya de la muerte de la chiquitina Teresa, resulta que lo están celebrando, más bien celebran la admiración que muchísimos sienten por ella y lo de la admiración no es algo de quita y pon porque muchos indios la consideran una de los suyos.

No cabe duda de que hay que ser muy resistente y tener mucha fuerzainterna para llevar esa vida que en efecto fue de sacrificio hacia los demás, ¿le compensó? eso lo sabe ella solo, lo que está claro es que n le gustaba el circo mediático, ni los honores, ni los oropeles que otros se han encargado de ponerle.

Si falla la fe en un ser surpemo que te da la justificación, entonces no queda más que entender que nuestra mente (y quizá la genética tenga bastante que decir aún) tiene resortes -como sabemos- que pueden hacer que realicemos actos escasamente comunes y no solo puntualmente sino durante un lapso de tiempo muy, muy largo.

La paradoja es que dedicarse toda una vida a tender enfermos y deshauciados, o aprovecharse de las desgracias ajenas sin escrúpulos para montarse un imperio, resulte al final, a escala cósmica o dentro de los límites del Universo exactamente lo mismo.

Conserva la última energía que te quede, para enfrentar y mirarle directamente a los ojos, sin sentirte avergonzado, a tu mayor enemigo, a ti mismo. (San Nircisio de Tracia. Libro III, carta VII. Epístolas a un fanático irredento. Martillo de infieles, martillo de herejes, martillo de mentes)

7:58 p. m.  
Blogger Freman escribió...

A saber con quién me habíais asociado

:) Tranquilo. Pensé que era uno de los "buenos", que normalmente tiene problemas con Blogger. La verdad es que el estilo es muy diferente, pero te asocié con él por la "hipótesis de la habitación cerrada" (o por la regla de la navaja de Occam, si lo prefieres: no postular entidades innecesarias).

Si falla la fe en un ser surpemo que te da la justificación, entonces no queda más que entender que nuestra mente (y quizá la genética tenga bastante que decir aún) tiene resortes

Los tiene. No me cabe duda al respecto. Hay médicos que se han contagiado virus mortales, aún sabiendo (o creyendo) que no hay nada al otro lado.

Yo mismo me esfuerzo en creer que con mis pequeñitos esfuerzos ayudo a que un buen día nazcan niños que no estén tan sujetos a las miserias e incertidumbres que hemos heredado de nuestra naturaleza puramente animal. Que disminuya la mortalidad infantil, y que seamos más longevos, y que la vida nos dé tiempo para hacer más cosas. Y que la vejez, cuando final e inevitablemente llegue, no sea tan dolorosa como lo es ahora.

Pero esas cosas sólo se logran cuando la cabeza está serena y puede juzgar, no sin prejuicios, que es muy difícil, pero sí con los estrictamente inevitables.

Y no se trata sólo de religión: la religión, en sí, no es tan mala como la ideología... porque la religión se presta a ser ideologizada. Quiero decir: lo malo es cuando la gente simplifica tanto sus sistemas de creencias que todo lo reducen a elegir entre el Bien, que siempre lo tienen muy claro y localizado, pues lo identifican con ellos mismos, y el Mal, que es todo lo demás.

10:39 p. m.  
Blogger Kinn... escribió...

¡No! la navaja de Occam, no....!

A mi lo que me fastidia de esta vida tan corta es que me voy a perder cosas que estoy seguro que serán sorprendemente maravillosas que ni siquiera puedo imaginar, en vista de como se ha evolucionado, por contra, quizá sea mejor no ver o sufrir en propia persona los próximos conflictos, que inevitablemente llegarán.

12:17 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

Gracias Freman por la bienvenida, ya he vuelto con las pilas cargadas :)

Aunque te imaginarás que he pasado un poco deprisa el post para no ponerme de color morado según iba leyendo la comparación de un ser vivo con Dios...

12:07 a. m.  
Blogger Freman escribió...

No he comparado a Dios con un conejo. He comparado la idea de Dios, o más bien, la caricatura de Dios de un personaje extraño con un conejo. Un "dios" que trata a las monjas como si se tratase de su harem particular es un dios bastante extraño.

Rufina de Bombay, además, tuvo un precedente famoso: Juliana de Norwich, otra que pensaba que el dolor es algo bueno, y que la forma de llegar a Dios (a su idea de Dios) era a través del dolor. En mi pueblo, a la gente que tiene esas ideas se les llama masoquistas... si es que sólo se aplican el dolor a sí mismos. Si intentan practicar su doctrina con los demás, reciben el nombre de sádicos. De hecho, mi crítica principal a Rufina de Bombay no es que haya usado el dinero para crear 500 conventos en vez de 50 hospitales, sino que en sus asilos, la praxis respecto al uso de analgésicos era, por decirlo suavemente, muy poco ortodoxa.

La verdad es que pensé que te ibas a enfadar más con mi historia sobre Eva María y el invento del tetraencéfalo. No creo que el Dios de Rufina y el tuyo compartan mucho más que el nombre. Creo que mi Dios se parece mucho más al tuyo (aunque el mío tenga algunas extravagancias como estar callado la mayoría del tiempo).

1:14 a. m.  
Blogger Freman escribió...

... y por si no me he explicado con claridad, te digo lo mismo con menos palabras: te considero muchísimo mejor persona que Rufina de Bombay. De hecho, es ésta comparación la que me parece más fuera de lugar, por innecesaria.

2:00 a. m.  
Blogger Kinn... escribió...

La idea de dios inevitablemente va unida a asociación reconocible terrenalmente, somos limitados en todo y es imposible que podamos entender algo que nos superaría infinitamente, de ahí que por necesidad de explicación o como base de partida, a esa idea abstracta haya que ponerle materia, en la mayoría de los casos antropomorfa, otras con variantes zoomorficas y otras zoomórfica al 100x100.

No descubro nada nuevo: Los humanos hicieron a los dioses a su imagen y semejanza y no al revés. Y hubo dioses que aún superan en más de un milenio al dios judeo-cristiano y ahora son solo pasto de cámara digital de turistas cutres, y eso que encima eran mucho más divertidos y simpáticos que este último.

En fin, tiempo habrá para tratar sobre esto, quizá...

De lo que conozco, la concepción budista de dios es lo más parecido o tiende a serlo, a esa abstracción o idea, pero tampoco se libra. Quizá en el sintoísmo podamos también acercarmos más a esa idea, quizá...

De todas formas, es que Chesk, se ponga morada, verde, azul o roja... siempre está guapa ;-)

9:27 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Bueno, lo lógico es que se reaccione ante tal cosas.

A veces falta el sentido del humor para imaginarse a Dios con forma de conejo sentado en un trono imaginario; y más, cuando la persona en cuestión es muy querida y respetada como fue el de ésta mujer.

Y sobre las cartas encontradas, me imagino que todos habrán tenido sus crisis de fe en algún momento; como parejas que siempre pasan por sus respectivos baches, es lo normal.

Pero vamos, poco más puedo decir...el caso es que el post te ha quedado bordado, la pena es que no estuviera de acuerdo con su contenido. xD

Kinn, creo que, desde que me llamaron nazi por denominar a las mujeres con burka cucarachas, se me ha elevado la sensibilidad de comparar a un dios o ser hamano con un bicho. Intento minimizarlo.

Y sobre lo del verde, te aseguro que no me sienta nada nada bien. :)

Un abrazo a los dos.

11:01 p. m.  
Blogger Freman escribió...

De amarillo podrías salir con los Simpsons.

En serio ahora, no te puedes imaginar la cantidad de posts que dejo en borradores... porque sé que los vas a leer. No sé si es bueno decir estas cosas o si es peor, pero te juro que es verdad. Tengo uno por ahí, "El Santito de Bitinia", que cada vez que lo releo termino llorando de risa, pero si lo publico, no va a ser Dios quien me va a mandar al Infierno sino cierta persona que conozco.

No te lo digo para que no te enfades, sino para que no te preocupes: si al final, no tengo razón y hay alguien allá arriba atento a lo que escribo, espero que me tenga en cuenta el detalle, y que no me ponga en la zona más caliente del Hotel Saigón.

11:16 p. m.  
Blogger Kinn... escribió...

Bueno, un conejo en un trono puede ser irrisorio, pero una de las primeras imágenes que yo vi de dios, cuando era niño, con cuatro añitos era la del triángulo con un pedazo de ojo en medio que no veas... yo tenía señales de tráfico de juguete e inevitablemente asociaba a dios con ellas y me parecía que me lo iba a encontrae en cualquiera de aquella de las carreteras solitarias de los años cincuenta finales, con árboles pintados con una raya blanca (trivia: en Francia siguen existiendo tal cual, por muy estrechan que sean y me encantan cuando conduzo por ellas). Luego descubrí más ojos que representaban otro concepto y vi triángulos con otras simbologías, pero eso es otra historia

Freman: suelta esos borradores, que seguro que indiferentes no van a resultar, pero será un placer leerlos, al menos para algunos, no pongas los dientes largos...

11:45 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Además, no soy el único que ha escrito sátiras sobre la vida de un santo. Leoncio, obispo de Neápolis (en Chipre) en el siglo VII, escribió la historia de Simeón, el Santo Tontainas, en la que Simeón ejecuta "hazañas" como atiborrarse de las judías y lentejas que supuestamente tendría que vender, con las imaginables consecuencias.

12:03 a. m.  
Blogger Chesk escribió...

No Freman, suelta los borradores ¡por mí no te cortes!

Cada uno es como es y piensa como piensa. Otra cosa es que me calle mi opinión, que seguramente no lo haga. :)

9:53 p. m.  
Blogger Freman escribió...

:) Ahora te vas a aguantar, porque lo que voy a publicar es una explicación seria de mis creencias. Y en vez de reirte, te vas a dormir...

Hablando en serio: uno de los cabreos míos constantes en GR era que cada vez que sacaba el tema, alguien se sentía ofendido y, claro, se montaba una buena. Imagínate: yo queriendo hablar de mi "religión" y no podía. En parte, abrí el blog para eso... pero como la explicación es un rollo (es difícil de explicar y difícil de entender), al final lo he ido dejando.

Pero ahora, ¡nadie me detendrá! ¡Tengo un cerebro cargado, y estoy dispuesto a usarlo! (como dicen en los atracos)

10:15 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... probando mi nuevo avatar :)

10:41 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Ay...ese conejo da yuyu...xD

11:06 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Se parece a mí cuando me tomo el jarabe para la tos...

11:12 p. m.  
Anonymous Pepe escribió...

Para ser un faccioso, esta entrada acerca del Todopoderoso Fluffy ha estado bien.

Saludos socialistas.

8:45 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Que Fluffy te bendiga...

11:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio