viernes, junio 29, 2007

Judío

Ayer soñé que era judío, y claro, no lo soy. Era judío, pero también era un chiquillo de quince años, y caminaba por mi ciudad. Era un día de regocijo para Israel y había salido muy pronto de la escuela.
Recorría las modernas calles peatonales de un Madrid muy cambiado, alegrando mi vista con los bulliciosos grupos que animaban patios y portales. Me paraba ante las verjas y escuchaba la música y las risas de las mujeres. Las más de las veces, notaban mi presencia, me miraban, alguien me reconocía, e inmediatamente me invitaban a pasar con gestos, mas siempre negaba con la cabeza, sin perder la sonrisa, y seguía mi camino.
Me detuve frente a una hermosa casa con balcones, hecha de ladrillos azules y blancos. Había gente en los balcones, y flores, y la hiedra recorría la fachada hasta una sólida puerta de madera labrada. La puerta se abrió y un hombre que aún reía me interrumpió:
- ¡Shalom, hermano! ¿Por qué sólo sonríes? ¿Por qué no te unes a nosotros?
Como se trataba del final del sueño, comprendí el motivo de repente. Tenía sobre mis hombros un pesado abrigo, que me quité al instante. Me expliqué:
- Esta mañana, mi madre me pidió que regalase mi abrigo a alguien que lo necesitase. He recorrido toda la ciudad y no he encontrado a nadie que lo necesite.
- Entonces ya has aprendido la lección – me dijo mi nuevo amigo.
Y sosteniendo mi brazo me llevo hacia el umbral. Pero la ciudad se desdibujó a continuación y desperté en la verdadera Madrid, aún intrigado por el enigma.

Juro que he tenido este sueño: no es un mero pujo literario. El único y necesario artificio consiste en que yo vi mi sueño, y ahora sólo puedo declamarlo, aunque creo que así traiciono menos su espíritu. El escenario, para mi sorpresa, era una conocida calle del barrio de Salamanca, pero sospecho que la casa mágica la he creado a retazos: la puerta, de una casa de la judería de Vitoria, la fachada y los balcones de alguna parte de Pamplona, más el patio insospechado de cierta farmacia de Madrid.
A pesar de que la narración le confiere un aire de finalidad, no llego a comprender todo el significado, aunque intuyo que se trataba de algo bueno. ¿Quizás que deje de preocuparme? ¿Que el mundo quizás no es tan complicado y que no tengo por qué cargarlo sobre mis hombros?

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger Freman escribió...

... por cierto, para quien esté como yo, intentando aprender a escribir mejor, con esta historia me he dado cuenta de lo que tendría ser la Lección Número Uno para letraheridos y aspirantes a escribanos: el ritmo en español lo imponen las conjunciones, o su ausencia.

Supongo que alguien me reñirá por ser esto tan evidente (ya me riño yo mismo), pero confieso que sólo ahora he sido plenamente consciente de esta trivialidad.

8:16 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Carlitos, gilipollas (sí, hubo un comentario de Carlitos el gilipollas), no te voy a dejar poner una. Y aquí, que estoy en mi casa, te digo que me cago en tus putos muertos, y que hay que ser muy mierda para largar las cosas que sueles largar sobre mujeres. Por eso te llamé mierda y te lo seguiré llamando, so capullo.

Hala y ve a celebrar lo del orgullo con tu marido, joputa.

7:54 p. m.  
Blogger Freman escribió...

(... aquí iban más tonterías y desatinos de un colgadito gilipollito llamado Carlitos pero las borré ...)

... no, tú sólo eres Charlie el marica, y me descojono de ti, payaso. ¿Te diste cuenta de que nadie te defendió, a pesar de ser yo quién te insultaba?

2:27 p. m.  
Blogger Ruby Marmolejo escribió...

Probablemente tu insconciente te está diciendo que te gustaría ser jodío e ir a Palestina a exterminar moromierdas, pero poco a poco, sin que se note.

¿Porque borras los comentarios de carlitos flema?
¿Ya te sale tu vena centrista libegal?

Si carlitos debe ser el único que te lee, no lo borres y deja de se exprese, no seas facha flema.

'... no, tú sólo eres Charlie el marica, y me descojono de ti, payaso'

Claro flema, por eso borras sus mensajes, porque te estás descojonando.

11:15 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Pero, ¿sabes entonces de qué va Charlie? Uh, no sabía que era amigo tuyo...

1:43 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio