miércoles, agosto 16, 2006

Los crímenes del castrocomunismo

Buceando por la Internet, me he encontrado con este reportaje especial de un periódico chileno sobre la relación entre Castro y el FPMR, una organización terrorista chilena creada por Castro para exportar el comunismo a Chile:

Sobre este tema existe un libro homónimo, del escritor chileno Roberto Ampuero, que ha servido como base para este reportaje.

Sería interesante reunir cuanta documentación haya disponible en la red sobre los crímenes del castrocomunismo. Si usted conoce enlaces serios de este tipo, le agradeceré que me los remita. El formato de Blogger no es el más apropiado para este tipo de páginas, pero puedo montar una entrada y manejar el enlace permanente como página de entrada virtual a la lista de enlaces. Mientras tanto, seguiré buscando por mi cuenta...

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

¿Será realmente justo identificar a Castro y la camarilla que parasita sobre los trabajadores en Cuba con el comunismo?

Mire, honestamente, cuando yo era un pequeño pensaba eso. Después de todo es lo que decían los libros de texto que uno tenía que leer y lo que siempre ha dicho la prensa, ¿no es así?. Era lógico entonces que uno terminase diciendo: "¡Qué horrible es el comunismo!", porque uno terminaba encontrándolo despiadadamente idéntico con lo uno vive en lo que los libros llaman "los países capitalistas".

Ahora ya soy mayor y me he formado un criterio. He leído atentamente lo que escribieron Marx y Engels e incluso leo siempre lo que escriben sus opositores. Y mire, hoy en día no me creo más las categorías que usan la prensa o la academia.

Hasta la fecha, el comunismo no se ha podido construir y Marx y Engels jamás concibieron esa farsa que se constituyó en Cuba o lo que hay en China y Corea del Norte. Marx y Engels serían los primeros en denunciar a Castro como un farsante y a Chavez como un payaso, porque todo eso que se anuncia como "socialismo", "comunismo" o "revolución" es infinitamente lejano a al planteamiento comunista, y porque en esencia Cuba, China, Bolivia, Ecuador, Corea del Norte, Birmania, etc. son también regímenes basados en la explotación.

Y sí, esos regímenes van a caer con toda certeza -comparto plenamente ese deseo con usted-, y van a caer porque el capitalismo, el capitalimo -en todas sus variantes- se está pudriendo hasta la médula. ¿Acaso no lo constatamos día con día?

Pero no se asuste. La sociedad que irán creando quienes tomen consciencia de lo que es la explotación -si usted gusta, no la llame comunismo-, buscará necesariamente la satisfacción real de las necesidades humanas, abolir la explotación, e intentará establecer una nueva relación del género humano con el resto de las especies.

Que eso suceda es realmente posible y resulta absolutamente necesario.

Reciba mis más sinceros saludos.

11:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio