viernes, abril 13, 2007

ME CAGO EN DIOS

Ahí tienes, Ser Divino...
Voy a hacer un experimento teológico: todos los meses, durante la primera semana, subiré una copia de este post a Internet. Me imagino que, si el Dios que adoráis puede leer la mente de sus criaturas, el muy cabrón tenga también conexión de banda ancha. Si no, ¡vaya mierda de dios el vuestro! Supermán está constantemente conectado a la red; sin cables, por supuesto.
El experimento tiene un doble propósito. El primero es ver si existe, y si existe, si castiga a la gente por hacer estas cosas. Si veis que pasa un mes sin que reenvíe el mensaje, es que papá Jehová (o Yahveh, o Alá o como coño se llame) me ha hecho kaput. Supongo que al final la palmaré, como todo humano. Pero si la palmo dentro de un mes, un año o cuarenta, ¡vaya rapidez la de vuestro Dios! Es más lento que la justicia española, el muy cabrón.
El segundo es ver cuánto me duran los amigos. Los de verdad, quiero decir.
¿Por qué ahora? Porque me he dado cuenta, de repente, que paso buena parte del día haciendo el gilipollas y respondiendo a meapilas o a comunistas. Gente que no se lo merece. Por tanto, os digo, pequeñines: iros en masa a que os den por culo. Y no responderé comentarios, aviso...
Y POR SI NO HA QUEDADO BIEN CLARO: ¡¡¡ME CAGO EN DIOS CABRON Y LAS PUTAS TETAS DE LA VIRGEN Y EL MARICON DEL NIÑO JESUS!!!

Etiquetas:

23 Comments:

Blogger Ruby Marmolejo escribió...

Con algunas cosas NO deberías ser tan frívolo freman, deberías respetar la fé de la gente, aunque tu no creas hay otros que sí y no veo bien que ataques directamente a Dios, puedes estar en desacuerdo con la Iglesia y sus ministros pero a Dios déjalo en paz.

Creo que te has pasado con este artículo.

(Aunque muchos no quieran ni oir hablar del aborto, nuestra ley SI lo permite en ciertos casos, así que no te tienes que poner así)

11:45 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Que te den por donde más te guste. Qué curioso que también mees agua bendita.

Al final, voy a ser el único ateo de este puto planeta.

11:49 a. m.  
Blogger Freman escribió...

deberías respetar la fé de la gente

¿Y quién cojones me respeta a mí?

11:50 a. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12:28 p. m.  
Blogger Freman escribió...

... pero debes ser la mujer del grupo. Sólo una mujer se preocuparía por responder. Por eso te he respondido. Gracias. Y adiós.

12:28 p. m.  
Blogger Freman escribió...

Espero que te animes un poco, Freman.

Gracias, Cruz. Han reventado varias cosas esta semana. Estoy bien. Saldré de esta. Volveré en algún momento. Me alegro de haberte conocido.

12:29 p. m.  
Blogger cruzcampo escribió...

A mi esto de la mano del crio ese no me parece mas que un acto reflejo casual, vamos, que se le ha dado mucho dramatismo.


En fin, no eres el unico ateo, ya lo sabes, hay cosas, incluso los temas provida, que se pueden defender desde una postura atea, no todas las posturas ateas son identicas.

Yo un dia dije, no recuerdo donde, que se tenia mucho mas en cuenta la ofensa a un religioso que la ofensa a un ateo, por las cosas que eran importantes para ambos, y no solo en confrontacion religioso-ateo, tambien en otras situaciones, hay gente que parece mas considerada para ser ofendida y gente que parece menos. Y no deberia ser asi.

Espero que te animes un poco, Freman.


EDITADO PARA CAMBIAR UNA PALABRA
ESTE POST ESTABA ARRIBA.

12:34 p. m.  
Blogger Arbok escribió...

Podría parecerme a Bárbol y soltar un gran Uhmmmmmm!!!...

No sé qué me he perdido, pero ha debido ser algo gravísimo.

No sé que es lo que más deseas,si:

- Que no haya Dios, y no pase absolutamente nada.

- Que sí lo haya y acabe contigo.

Dejando de lado, que si Dios, fuera como propones, probablemente no te mataría,no va a hacer caso a la provocación burda de un "simple mortal" :-), sino que buscaría una forma más "cruel" de "vengarse".

Eso denota, que en cualquier caso, o tu certeza es absoluta acerca de la inexistencia de Dios, o estás dispuesto a asumir que alguien o "algo" acabe contigo...porque no le has pedido ningún otro castigo..sino que le has pedido la pena "capital"

En el primer caso, al asumir la certeza de la inexistencia de Dios la gente que defiende lo contrario, no debería exasperarte..si acaso, causarte lástima o mofa y befa....

En el segundo caso...bueno,..me callo por prudencia...

En cualquier caso, espero que el camino que has escogido y lo que has decidido hacer, dé los frutos que "necesitas"...(que no tienen porqué ser necesariamente, los que "quieres").

Ah!, se me olvidaba una cosa, porque no está en mi naturaleza el ser "falso"..ni entregarme a sentimentalismos baratos.

No comparto esta reacción, no me parece acertada, puedo imaginarme reacciones similares en las que alguien en pleno enfado, insulta y trata de hacer "daño" a todo lo que se le pone por delante. Piensa más en su enfado y en su frustración, que en las personas a las que aprecia y a las que puede dañar.

No obstante, no por esto, las personas que te aprecian dejarán de hacerlo. En mi caso por lo menos, no me creo con derecho a juzgarte... Lo has hecho, tus motivos tendrás, aunque yo ni los conozca ni los comprenda, y aunque yo no comparta esta reacción concretamente, (Y entenderás por qué), te respeto profundamente...en fin sólo puedo decirte que:

Mucho ánimo, y vuelve pronto.

2:06 p. m.  
Blogger Don Nacho escribió...

Hoy te comprendo y dentro de unos meses, seguramente, te apoyare. Algunas cosas no hay por donde cogerlas y merecen ser dichas muy alto (como en este post)

Mucho animo Freman y no tardes en volver.

:)

2:11 p. m.  
Blogger rakras escribió...

Ciertamente, es muy probable que te aproveche más haciendo otro tipo de cosas. Los que leemos perdemos bastante, pero posiblemente si fueses el tipo de infraser que considera ese tipo de cosas en primer lugar no leeríamos, al menos yo.

Considero muy improbable que no vuelvas por aqui, pero en todo caso, un placer leerte.

Y al fin y al cabo, lo bueno de lo malo es que se acaba (y al revés, claro).

A más ver.

3:36 p. m.  
Blogger Martín escribió...

Saludos. Todo esto es un tanto penoso. El ateísmo no debe llevar para nada al anticlericalismo. Nuestra cultura es hija de Grecia, de Roma y de la Cristiandad: se puede ser culturalmente católico y no creer en Dios. La moral dominante es todavía una moral católica, y un ateo no debe -moralmente -sentirse "ofendido" en su "ateismo" si no quiere convertirse en un anticlerical, y por tanto, hoy, en cualquier nación occidental, en un antisistema.

Recomendaría a Freman un cargamento de tila y, ahora en serio, la lectura atenta de "El Animal Divino" del filósofo Gustavo Bueno. Atentamente,

4:09 p. m.  
Blogger HartosdeZPorky escribió...

Freeman, Dios es tan grande que sin duda te perdonará y no creo que te lo tome en cuenta. Sólo quiero que medites sobre una cosa que suele decir ignacio, de el catolicismo se es ateo, del islamismo decapitado: hay una diferencia. Creo que ofender gratuitamente a una religión no es positivo, a ninguna, pero no creo que te ocurra nada por cagarte en Dios, me hubiera gustado más tu post y creo que aún reforzaría más tu postura si hubieras titulado "en Dios, en Alá, en Buda..." y hubieras completado la lista. Un saludo de un católico que te perdona.

9:30 p. m.  
Blogger Carlos Paredes Leví escribió...

"Dios está en el silencio", dicen algunos pero resulta tan difícil de econtrarlo, como la verdad en "El País".
Un saludo y te propongo un chuletón de 500 gramos con un par de copas de Rioja. Es balsámico para cuerpo y alma.

2:41 a. m.  
Blogger Ruby Marmolejo escribió...

'creo que aún reforzaría más tu postura si hubieras titulado "en Dios, en Alá, en Buda...'

Solo tengo una palabra para definirte porky: TONTO, TONTO, TONTO, TONTO, TONTO, TONTO y más que TONTO.

11:43 a. m.  
Blogger Freman escribió...

Freeman, Dios es tan grande que sin duda te perdonará

No lo pongo en duda, ni tampoco dudo que tú me has perdonado. Estoy luchando con él o, si prefieres, con alguno de sus ángeles, y como Jacob, no voy a soltar la presa hasta que me mate o me bendiga. O me ignore... quién sabe.

Saludos. Todo esto es un tanto penoso. El ateísmo no debe llevar para nada al anticlericalismo

¿Por qué? Perdona, pero eso me resulta incomprensible. No te voy a reñir por ello, pero me parece que es como pelar el cacahuete para comerse luego la piel. ¿Por qué? ¿Por amor a las costumbres, a la tradición? No pretendo insultar, pero siempre me ha parecido que gente como Pío Moa, que confiesa su incredulidad de vez en cuando, son los más hipócritas: creen en la creencia... porque se sienten, en el fondo, superior al prójimo. A mí, en cambio, no me preocupa lo que crea la gente. Estas estridencias me las permito en un lugar donde nadie conoce mi rostro. Lo que sí me preocupa es lo que haga cierta gente en nombre de esas creencias.

Pero sólo pensaba en voz alta. No me hagas caso. Sólo quería decir que sigo vivo. Y he podido dormir una noche completa tras el estallido.

Gracias a todos por soportarme. Volveré cuando tenga algo que ofrecer. Probablemente, cuando termine unas cuantas historias que están casi a punto...

1:18 p. m.  
Blogger El Cerrajero escribió...

¿Por qué te cagas en Dios y no en el Diablo?

Supongo que, en el fondo y por si acaso, no es más que un ejemplo de cobardía.

11:43 p. m.  
Blogger Martín escribió...

"Saludos. Todo esto es un tanto penoso. El ateísmo no debe llevar para nada al anticlericalismo"

¿Por qué? Perdona, pero eso me resulta incomprensible...


Bien, es muy simple. El anticlericalismo combate a la Iglesia Católica -importante este detalle -, con un vigor que en una sociedad democrática queda totalmente al margen de las leyes y de las costumbres. De tal modo, no se considera anticlerical a un laicista que aboga por la renegociación del concordato por vías legales, pero sí a aquel que, aún sin hacer lo propio, recurra, por ejemplo, a la difamación o a la injuria verbal para desprestigiar al clero católico. Se puede ser ateo, en una sociedad democrática, sistema de libertades, o Estado de Derecho, respetando la ley y sin violentar las costumbres, las normas morales, los usos sociales, sin injuriar al clero de palabra o de obra.

¿Por qué? ¿Por amor a las costumbres, a la tradición?

Tener o no tener “amor” a las costumbres es cosa de la sicología, los afectos, las filias y las fobias de cada cual. Allá cada cual, viva la libertad pública de conciencia privada. Lo que si existe sin duda es obligación legal a respetar las leyes, y obligación moral a respetar la moral, hija de la costumbre, de la tradición, de la ideología dominante presente y pasada, en último término de las propias normas políticas, jurídicas o no, pasadas y presentes. El mejor pensamiento liberal (rastreable en su literatura de Locke a Friedman) es aquel que, lejos identificar ética y moral como muchos “pro-liberales” -“libertarios” imbuidos de nefasto armonismo protestante -creen implícita y equivocadamente, sino por disociarlas, aún reconociendo sus múltiples conexiones en la realidad cotidiana.

siempre me ha parecido que gente como Pío Moa, que confiesa su incredulidad de vez en cuando, son los más hipócritas: creen en la creencia... porque se sienten, en el fondo, superior al prójimo.

La hipocresía de cada hijo de vecino, si no contraviene la moral, no es públicamente reprobable. Es decir, no debe -moralmente -ser convertida en objeto de público desprecio, al precio de acabar siendo reprobado por la masa el propio difamador. Porque la ley y la moral configuran un “ámbito de libertades”. La libertad (pública o moral, no la “ética” o íntima) no está antes que la ley y/o la moral sino que aparece determinada, limitada, perfilada por las mismas, aparece junto con estas. Si no existieran moral y ley “eficaz” -en el sentido de la “eficacia normativa” de H. Kelsen -¿qué sentido tendría y qué mera posibilidad habría de poder siquiera hablar de “libertades”? Pío Moa tal vez se sienta superior al prójimo, no lo sé, tal vez sea así y yo no me dé cuenta. El caso es que está en su perfecto derecho de hacerlo si con ello no contraviene la ley ni los usos sociales.

A mí, en cambio, no me preocupa lo que crea la gente. Estas estridencias me las permito en un lugar donde nadie conoce mi rostro.

Precisamente por ello apuntaba yo el carácter “antisistema” de actitudes semejantes. Hacer tal cosa es propio de un agitador embozado, no de un ciudadano “libre”, es decir, responsable legal o siquiera moral de lo que dice o hace. Y con esto no estoy diciendo ni mucho menos que Freman este delinquiendo al publicar su mensaje lleno de exabruptos, sino, simplemente, que en caso de que lo hiciera como ciudadano (a pesar de su anonimato el ciudadano que hay detrás de Freman es responsable ante un ordenamiento competente), podría su comentario ser objeto de denuncia; y en cualquier caso, a pesar de la “capucha cibernética” que supone el uso de un “nick”, Freman se expone a ser objeto de censura moral, como la mayoría de los comentarios demuestran. Freman debería haber disociado ética de moral al haber hecho juicios de valor sobre el catolicismo -ímplicitamente, los juicios de valor negativos eran predominantemente sobre el catolicismo -así, sin dejar de manifestar su opinión, o ejercer “juicios” o valoraciones éticas o estéticas, no le habría faltado el respeto de una manera tan brutal a las leyes de su Patria, y al sistema de libertades que dice defender (que es un sistema moral y de costumbres, además de “formalmente” legal).

Yo personalmente no me siento ofendido, pero temo que mucha gente de bien sí pudiera. El cao es que no hay qie pecar de simples, que no espara tanto: se ve a la legua que es la ignorancia la que habla por boca de Freman, y lo digo con todo respeto y restringiéndome a las cuestiones concretas tratadas en relación con la moral dominante, de fuerte raigambre católica. Y por cierto que un comentario desafortunado no desmerece el conjunto de un blog de ideología liberal-conservadora como el que ojalá hubiera muchos más, sobre todo en el momento presente de nuestra Historia. Atentamente,

1:17 a. m.  
Blogger Freman escribió...

¿Por qué te cagas en Dios y no en el Diablo? Supongo que, en el fondo y por si acaso, no es más que un ejemplo de cobardía.

Porque el águila no caza moscas. Pero me place comprobar que tienes más fe en la inmediatez de un castigo diabólico que del castigo divino. Era fácil sospecharlo, pero gracias por la confirmación.

La hipocresía de cada hijo de vecino, si no contraviene la moral, no es públicamente reprobable.

Bueno Martín, te he leído un par de opiniones que me han parecido muy ciertas y sensatas, y alguna opinión secundaria con la que no estoy de acuerdo. Es un balance más que positivo para los tiempos que corren y el pequeño tamaño de la muestra. Te seguiré leyendo.

2:09 a. m.  
Blogger QRM escribió...

Pero hombre, con este odio tan raro manifiestas un despecho que da que pensar.
No eres el único ateo. Yo también lo soy, y por eso cagarse en díos a mi me parece tan ridículo como hacerlo en los unicornios, en Júpiter o en Belcebú. En cualquier cosa que no existe.
A mí lo que no existe no me preocupa. Y si la gente quiere creer en Dios, en el Horóscopo o en la Bruja Lola, por mí como si se la pela. Me da igual. Cada uno es libre de envilecerse como le plazca. Incluso, colmo de envilecimiento, ser musulmán. Y eso sí que nos atañe, como ser nazi.
Así que deja en paz a los pobres meapilas, que ya tienen bastante con la caña ridícula que les dan sus primos fachirrojos, y si había duda, ahí tienes a la Marmolejo defendiéndolos. Con amigos así no necesitan enemigos como tú.

Saludos, amigo.
Y sosiéguese, hombre.

11:51 a. m.  
Blogger Fernando escribió...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12:23 a. m.  
Blogger Zeratul escribió...

Buenas, ante todo decirte que el tono del post no me parece malo, críticas, y de la crítica muchas veces se sacan buenas reflexiones, jeje. Quizás un poco duro en la forma pero no en el fondo a mi entender.

Me explico, yo soy una persona criada en el seno de una familia cristiana, bastante practicante, de hecho yo hasta me llegué a confirmar, eso hace cosa de 9 años, para que te hagas una idea he estudiado en un colegio de monjas BUP y COU. El caso es que leyendo libros de filosofía, historia..., uno se empieza a hacer preguntas, empieza a tener dudas razonables, dado la cantidad de información disponible al respecto.

Ahora mismo, en lo que menos creo es en la iglesia como institución, en sobre si hay algo allí arriba o no, pues estoy como tu, haciendome experimientos y preguntas constantes, sin llegar a ningún fin. Debe ser que soy de ciencias(xastamente programador), xDD, y me tengo que andar preguntando el porqué de las cosas constantemente, y claro, es un poco dificil deducir la existencia de algo que no conocemos, ni vemos, ni podemos interactuar... Con lo cual me quedo haciendome la pregunta sin poder confirmar si existe o no (quien dice que existe es por fé, o por que le han lavado el cerebro, y a mi parecer lo contrario en parte también podría ser cierto).

Pues eso, si dejo de ver este post cada més, ya sé el resultado, dios existe, xDDD, verificar lo contrario ta complicado, así que seguiré con mi duda razonable probablemente hasta que me coman los gusanos, pero vamos, hay tantas preguntas sin respuesta que en cierta manera entiendo que la gente solucione la papeleta adjudicandoselas al "todopoderoso", es una manera de no agobiarse, como diria nietzche, "es el opio del pueblo" (Mucha gente malentiende esto, cada uno está en su derecho de creer en lo que quiera, el opio del pueblo es como una droga que no se puede dejar, y en parte la religión para mucha gente es como una droga que le saca de los problemas y justifica lo que no entiende)

Un saludo!!

8:50 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

ME CAGO EN DIOS ME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOSME CAGO EN DIOS

10:41 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Eh...freman, se te necesita como admin por acá...

3:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio