jueves, marzo 16, 2006

La Esfinge de Maputo


... y sobre todo: ¡evite opinar sobre su atuendo! Porque entonces puede convertirse, desde su actual avatar de esfinge verdulera, en la imagen viva de la Gorgona.

Nota: ¿Por qué estarán tan nerviosos los socialistas aborígenes?

Y ahora, una fábula con moraleja:

Andaba errante Edipo, un Socialista Decente (el último de la tribu), cuando tuvo la desgracia de toparse con la Esfinge de Maputo, que acechaba entre unas rocas.

- ¡Alto, desdichado mortal! Si quieres vivir, tendrás que descifrar mi enigma.

Edipo, que ya sabía como se las gastaba la bruja, se dio por muerto y comenzó a mascullar en silencio una última plegaria a Olof Palme.

- ¿Cuál es el animal - prosiguió el monstruo - que anda por la mañana sobre sus cuatro patas, a mediodía sobre dos, y al caer la noche, sobre tres?

Edipo, en su fuero interno, se creyó salvado. "No puede ser Leire Pajín", se dijo, "porque, aunque es cierto que cuando se baja del avión al terminar un viaje oficial suele mostrar cuadros de intoxicación etílica avanzada, no recuerdo haberla visto andar erguida desde lo del 11M, por lo tanto... tiene que ser..."

- ¡Bono! - exclamó el Socialista Decente - ¡Sólo Bono es capaz de tantos matices y transformaciones, según sea quien le escuche!

A la Esfinge de Maputo se le hinchó la vena del cuello, y furibunda replicó:

- ¡Machista, ignorante, maledicente...! - cogió aliento - ¡peripatético! - y se preparó para la traca final - ¡NEOLIBERAL!

Luego se quitó las gafas de cristal de culo de botella mora, enfocó su láser visual sobre Edipo y lo vaporizó. Y partió rauda al Olimpo, a ensayar el chachachá con la musa Terpsícore, para no quedar mal cuando bailase la danza del vientre estéril frente al tirano Castro en una futura visita.

Moraleja: ¿cuál cree que es? ¿No mires de frente a la Esfinge de Maputo? Qué va, eso lo sabe hasta Pepiño Blanco. La enseñanza moral de este relato es que ya no quedan socialistas decentes. El monstruo maputero carbonizó al último de su tribu.

3 Comments:

Blogger rakras escribió...

xDDD, genial. De todos modos, eso le paso a Editpo por ser un cavernario fascista, neocon y vaticanista.

Con tu imaginario etnocentrista, asocias a la ministra, que desprecias por tener un físico que debido a tu estándares propios del más rancio derechismo no te parece apropiado, a culturas tan respetables e incluso, porque no decirlo, más desarrolladas que nosotros en otros temas como el tratamiento de la mujer, que en occidente es lastimoso despues de 20 siglos de opresión judeocristiana.

Un saludo

Rakras

11:10 p. m.  
Blogger Chesk escribió...

Ja,ja,ja, tremendo Freman.

Llevo varios días sin ver las noticias, sin embargo, ayer entré en LD y vi el reportaje fotográfico de la ministra allá. La verdad, no sé si daban ganas de reir o llorar.

Era patético, y luego encima, porque nos digan algo, se tacha de machista. Tremendo, más le debería importar a de la Vogue defender los derechos de todas nosotras en ese tipo de culturas que vestirse con ropa circense.

En fin...

10:12 p. m.  
Blogger Don Nacho escribió...

Inconmensurable Freman xDDD

Yo lo que quiero ver es a Pepiño de "pasarela Maputo" en la portada del Vogue. Ya se que es muy perverso pero soy del club de fans pepiñeros...

10:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio